UN DÍA COMO HOY SE ESTRENA POLTERGEIST

Por: Saúl Montoro

UN DÍA COMO HOY pero del 2015 se estrena en México la nueva versión de POLTERGUEIST (2015) de la mano del director Gil Kenan y la producción del mismísimo Sam Raimi.

Es una pena que el cine de “terror” en la actualidad esté basado en solo dos estilos “narrativos”: El falso documental y el de sobresaltos (imagen y sonido por igual). Se está acostumbrando a toda una generación que el terror solo debe ser presentado bajo estos dos estilos y sus cientos de lugares comunes que se repiten ad libitum película tras película. Esto hace que de forma inmediata la gente rechace – sin siquiera haber entrado a ver la película a una sala de cine – basándose solo en el avance la película en cuestión. Y si a esto le sumamos esta oleada de nuevas versiones – de todo género – para atrapar a esa nueva generación de cinéfilos el asunto se enreda aún más. Sin embargo y para beneficio de nuestra exigencia como cinéfilos – y de nuestra cartera – de pronto llegan películas que no solo refrescan la cartelera sino que además, renuevan la fe en que no todo esta perdido en el ámbito del cine comercial de horror. Tal es el caso de la nueva versión de POLTERGEIST dirigida por Gil Kenan quién fue director de la estupenda película de animación Monster House (2006) tomo el mismo camino que Rob Zombie con su Halloween (2007): En lugar de solo inspirarse en una historia ya contada, restauró la historia y a los personajes dotándoles de una fuerza particular que en conjunto aglutino una muy respetuosa y bien hecha película que establece como un ente individual con sus propios méritos, virtudes y ¿Por qué no decirlo? Defectos. La POLTERGEIST original se ubicaba a principios de la década de los 80. EEUU pasaba por un momento de alza en la rama de las bienes raíces y la actitud general en el inicio del gobierno republicano de Ronald Reagan era de bonanza debido al recorte de impuestos ordenado desde la mismísima casa blanca. Por lo mismo, el tema de la película giraba alrededor del voraz crecimiento de las compañías constructoras que devoraban todo pedazo de tierra para edificar casas que satisficiera la necesidad de las familias por tener un bien patrimonial. Zonas residenciales a las afueras de las manchas urbanas en donde las casas solo cambiaban en el interior pero que por fuera eran todas iguales; como se ve también en ET. La familia Freeling gozaba de esa bonanza de la construcción e incluso fue uno de los dilemas que tiene que afrontar el jefe de familia Steve Freeling (interpretado por Craig T. Nelson) al ser tentado con un mejor empleo y casa si guarda silencio con lo que ocurre en su hogar y la desaparición de su hija Carol Anne. Al final todo se hunde a su alrededor menos la unión familiar; igual que sucedió con el crack inmobiliario de mediados de los 90 en EEUU. 33 años después, el contexto socio-político cambió radicalmente. EEUU vive bajo un mandato demócrata que está llegando a su fin; los problemas de desempleo y cierre de compañías que son absorbidas por los grandes conglomerados multinacionales son el contexto donde trata de sobrevivir la familia Bowen encabezados por el padre Eric (un Sam Rockwell en su mayoría bien adaptado a su personaje) y la madre Amy (Rosemarie DeWitt). Desempleados ambos en busca de una nueva oportunidad laboral luego de una bonanza económica adquieren una casa casi en remate que es lo único que pueden adquirir para la familia. La historia, como dije, sigue el camino a una nueva vida interrumpida por fuerzas sobrenaturales que secuestran a la más pequeña de la familia y el trance de rescatarla de un mundo sobrenatural. Aún cuando hay elementos que conectan la original con la nueva versión, Kenan se encarga simplemente de usarlos como una referencia más para tener satisfechos a los románticos de la original que por un asunto de trascendencia argumental dado que pueden o no estar en la película. De aplaudir el Coup d’État de transformar algo serio e importante de la trama original par reducirla a una divertida referencia del orden supersticioso. Este tipo de humor, muy a la Raimi, es una constante de la película que si bien es cierto se maneja en el género del terror, no es así en la práctica. De hecho podría catalogarse más como SUSPENSO pese a algunos momentos de sobresalto bien justificados y algunas secuencias de muertos que salen del suelo para recordarnos que estamos viendo POLTERGEIST. A diferencia de la original donde el ritmo es sumamente lento, por una cuestión simple de época, aquí la agilidad de la historia está marcada por una gran edición y narrativa del director quien nos permite un descanso que viene de forma natural tras las secuencias que establecen un momento alterado. No pretende descubrir nada que no este ya dicho en la historia pero si busca tener una personalidad aparte en el todo de la película… Y lo logra con creces. Es decir… NO ESPEREN VER UN REMAKE BASADO EN POLTERGEIST sino una versión actualizada de la historia que conocemos y que da algunos giros muy bien planeados e interesantes para separarnos de ambas versiones y darles su valor específico a cada una de ellas. Y sin duda, una de las mejores películas del género que ha salido este año y también de las mejores nuevas versiones que se hayan filmado en mucho tiempo. Al mismo nivel de la HALLOWEEN de Rob Zombie. Por cierto… hay escena post-créditos principales finales… Que son acompañados por un cover del grupo Spoon a los fabulosos THE CRAMPS con la canción “T.V. SET”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .