EL ESTRENO DE ROCKY EN MÉXICO

Por: Saúl Montoro

UN DÍA COMO HOY pero de 1977 se estrena en México en corrida comercial (luego de su estreno el 14 abril de ese mismo año en la VII Muestra de Cine de primavera en el extinto Cine Roble) la película ROCKY (1976) de John G. Avildsen escrita por Sylvester Stallone.

Luego de algunas apariciones en el cine porno setentero y en películas clase B (la más notoria Death Race de Roger Corman) Sylvester Stallone escribe una historia acerca de un boxeador de barrio al que nunca termina de llegarle la gran oportunidad hasta que un día es seleccionado por el campeón del momento para enfrentarse a él en una pelea por el título.

Usando la doble formula ganadora en el cine (Deportes + el pobre diablo que asciende por dedicación y empuje) Stallone logra crear una historia inspiradora que no envejece nada pese a cumplir 43 años de haberse estrenado en México y que aún sigue fresca y emotiva para las nuevas generaciones.

Personajes (interpretados de forma idónea con los altibajos necesarios para la historia) que permanecen en el anonimato; que viven y desenvuelven en lugares donde la fortuna y el éxito no siempre están presentes, son el contexto donde a este boxeador (que se dedica, entre otras cosas, a trabajar para los gamberros como “golpeador” para cobrar deudas) se le abre el mundo para demostrarse a si mismo, y a la mujer que ama (¡Siempre hay una mujer que impulsa a un hombre a superarse, SIEMPRE!) que no importa el origen sino el ímpetu interno para seguir adelante.

Teniendo una historia de superación en sus manos, el director John G. Avildsen viste de forma sobria el contexto de este boxeador de forma intima con manejos de cámara que van de medio plano a plano americano atreviéndose esporadicamente a mostrar tomas de calles abrumadoras pero en la medida que Balboa va “saliendo” del mundo donde vive para entrenar y prepararse para la pelea, la cámara lo acompaña y se amplia el cuadro para mostrarnos los alcances que va logrando hasta la pelea que es contada con una edición perfecta que logra el ritmo de desesperación y fuerza de los boxeadores.

Y por si fuera poco, el compositor Bill Conti en la música para lograr todos los ambientes necesarios con la acción, la reflexión y la motivación.

No por nada fue ganadora del Oscar a MEJOR PELÍCULA, DIRECTOR y EDICIÓN y nominada por actriz principal, actor secundario, sonido, música original y hasta ese año lo interesante; Sylvester Stallone fue la tercera persona en ser nominada como actor principal y escritor en el mismo año por la misma película.

Los dos anteriores fueron Charles Chaplin por El Gran Dictador y Orson Welles por Ciudadano Kane… Ni más ni menos.

La película inició su camino en los cines Diana, Futurama, Manacar, Pedro Armendáriz (donde yo la vi) y duró en cartelera 4 meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .