ASÍ SE VE EL SOL DE CERCA.

Como demuestran estas primeras imágenes recientemente reveladas, por el Telescopio Solar Daniel K. Inouye de NSF está por iniciar una nueva era de la ciencia solar para profundizar nuestra comprensión del sol y sus impactos en nuestro planeta.

En marzo de 1989, un intenso campo magnético provocó que toda la red eléctrica de Quebec, Canadá se desconectara durante nueve horas, atrapando a las personas en los ascensores, dejando oficinas en la oscuridad y el aeropuerto tuvo que cerrar. En ese momento, los astrónomos solo pudieron observar cómo una gran nube de partículas cargadas eléctricamente y campos magnéticos brotaban del sol, y se estrellaban contra los campos magnéticos de la Tierra. Los satélites en órbita quedaron en silencio, o peor aún, perdieron el control, ya que las partículas de alta energía de la “tormenta solar” explotaron sus componentes electrónicos.

Construido por el Observatorio Solar Nacional de NSF y administrado por AURA, el Telescopio Solar Inouye combina un espejo de 13 pies (4 metros), el más grande del mundo para un telescopio solar, con condiciones de visualización incomparables. Con la mayor apertura de cualquier telescopio solar, su diseño único e instrumentación de última generación, el Telescopio Solar Inouye, por primera vez, podrá realizar las mediciones más difíciles del sol.

Las primeras imágenes del telescopio solar Inouye de NSF muestran una vista en primer plano de la superficie del sol, que puede proporcionar detalles importantes para los científicos. La actividad en el sol o el clima espacial, pueden afectar los sistemas eléctricos en la Tierra. Las erupciones magnéticas en el sol pueden afectar el transporte aéreo, interrumpir las comunicaciones por satélite y derribar las redes eléctricas, causando apagones duraderos y tecnologías de desactivación como el GPS.

El Telescopio Solar Inouye proporciona primeros planos sin precedentes de la superficie del sol. Anteriormente, los investigadores tenían que esperar un eclipse solar total para bloquear el sol y así poder estudiar su atmósfera exterior, es decir la corona que es donde comienzan las tormentas solares. Este telescopio de 4 metros y cinco herramientas de vanguardia nos permitirán mapear la superficie del sol y sus campos magnéticos atmosféricos, especialmente la corona interna.

Este telescopio solar ayudará a construir un banco de conocimiento que eventualmente logrará predecir el clima espacial para nuestro planeta.

Por el momento, los astrónomos solares tienen esta nueva herramienta para ver nuestra estrella más cercana, si bien, no con una visión perfecta, sí es la más clara y detallada hasta el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .