ROMAN J. ISRAEL, ESQ.: DENZEL WASHINGTON OFRECIENDO UN PERSONAJE ENTRAÑABLE

Por: Enrique Guerrero

ROMAN DENZEL (3)El actor norteamericano Denzel Washington nuevamente demuestra una interpretación excepcional al presentar un personaje entrañable dentro de una historia que habla sobre el choque de generaciones y la dificultad de actualizarse.

La cinta por la cual su protagonista Denzel Washington obtiene su novena nominación al premio Oscar, narra la historia de Roman J. Israel, un abogado defensor, idealista, que trabaja en una pequeña firma en Los Ángeles, pero debido a que su socio mayoritario cae en coma, el legista se encuentra desamparado y acabará trabajando en una firma de mayor importancia, y por la cual se enredará en un caso que hará que el letrado entre en conflicto con sus ideales.

La interpretación de Washington es bien merecida de esa nominación, pues logra que el ROMAN DENZEL (4)espectador tenga la misma percepción de los que están dentro de la historia, la cual es extrañarte de tan particular individuo pero conforme lo vas conociendo se vuelve un personaje entrañable, y terminas encariñándote con él.

Siempre se presenta a sí mismo como Roman J. Israel, esq., abreviación de “esquire”, un título no oficial de respeto, que actualmente se utiliza convencionalmente en abogados y diplomáticos, cada que puede trae sus audífonos y escucha música en su valorado Ipod.

ROMAN DENZEL (2)Escrita y dirigida por Dan Gilroy (Nightcrawler), es de esas cintas que en apariencia tienen un ritmo lento, pero que tienen mucha sustancia, y se debe tener un grado mayor de atención, pues el espectador se puede perder en la narración, teniendo en cuenta esto, funciona bien, pues además muestra el atasco del sistema penal de California.

Otro punto interesante, es el que muestra Roman con la relación del joven abogadoROMAN DENZEL (1) George Pierce (Colin Farrell), pues ahí se muestra y se presenta el choque de dos tiempos distintos, y lo difícil que puede ser para un profesionista actualizarse tanto tecnológicamente, como en su rubro.

Hay una secuencia en particular muy poderosa,  que habla también de este choque, una de tantas, la cual podría tener varias lecturas e interpretaciones muy interesantes y sobre todo muy particulares en cada espectador: está Roman dando una plática a un grupo de aspirantes a abogados, lógicamente, a su estilo, y hace en un momento que uno de los chicos se pare para cederle el asiento a una chica que estaba parada escuchando a su lado, por lo que ella se molesta y empieza ahí una discusión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.