LAS HIJAS DE ABRIL: EL ROLL DE UNA MADRE MEXICANA

Por: Oswaldo Mejia

El cineasta Michel Franco recibió el premio del jurado en la sección Un Certain Regard durante la 70 edición del Festival de Cine en Cannes por su película LAS HIJAS DE ABRIL. “Si bien estamos muy orgullosos de este logro, para mí es más importante lo que pase con el público mexicano”, explicó en entrevista apropósito del estreno en salas nacionales.

“Estoy muy contento por los premios que recibió la película, pero nada de esto tendría sentido si ese éxito no se refleja en la exhibición en las salas de mi país. La película es de México y para México”, abundó el también guionista de la cinta protagonizada por la actriz española, Emma Suárez, Ana Valeria Becerril, Enrique Arrizon, Joanna Larequi, entre otros actores. 

“Previo al inicio del rodaje, durante una semana las mujeres del reparto vivieron en la misma casa, solas, sin personal de producción, ellas podían pintar las paredes, cambiar los muebles, preparar la comida. El resultado de esa convivencia es la química que podrán ver en pantalla, la interacción de los personajes”, mencionó Michel Franco.

La película narra un episodio en la vida de Valeria, una joven de 17 años embarazada y decidida, junto con su pareja, Mateo, a tener el bebé y formar una familia. Valeria vive en una casa en Puerto Vallarta con Clara, su hermana, quien ante la presión económica y las responsabilidades venideras decide llamar a su madre para pedir ayuda.

Abril, la madre de Valeria y Clara, ausente y ajena al rol de mamá, llega a la casa para trastocar la vida de sus hijas. El espectador se ve, de pronto, en una disyuntiva moral en la cual el director se ausenta porque evita enjuiciar a los personajes, sólo los expone en situaciones límite. Esta falta de juicio es quizá la mayor virtud de la película, porque deja al espectador en total libertad para enfrentarse a la película.

El retrato del instinto materno, tanto de Abril como de Valeria, es uno de los temas que mayores conflictos causará al espectador mexicano, hay en la película un choque constante entre los impulsos y el deber ser en el sentido tradicionalista del estereotipo de las familias mexicanas.

Las hijas de Abril muestra a mujeres llenas de contradicciones, involucradas en situaciones límite, una característica de la filmografía de Michel Franco. La película es una historia cercana a la sociedad mexicana, no hay buenos ni malos, se trata de un trabajo de línea más al estilo de Franco y una fuerte disección del rol de madre en México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s