EL BUENO, EL MALO Y EL FEO: UNA METÁFORA DE NUESTRA SOCIEDAD

 Por: José M. Viniegra

clint-eastwood-bueno-feo-maloRecuerdo aquella melodía sencilla pero placentera que lleva el mismo título: “El Bueno, el Malo y el Feo”. Recuerdo del mismo modo que en ese entonces, cuando era niño, no entendía por qué hablaba de un Feo. Creía que la sociedad sólo constaba de los buenos y los malos. Incluso crecí con la idea de que el bien siempre vencía. Pero al crecer, supe que no siempre era así.

Hoy en día conozco un poco más sobre la vida; sea por experiencia propia (conocimiento empírico), por datos probados (conocimiento científico) o por asuntos filosóficos (parte de los varios libros leídos). Y al conocer más, suelo gustar de hablar de ello a otros, aunque no siempre es fácil. A veces, me es necesario ejemplificar con metáforas, como lo haré, si todo sale bien, aquí.sQbp00cTLYJHAMAdHvNsgHRWr6D

En la sociedad existen tres tipos de personas, diría yo. Y con ello le haré un poco de honor a la homónima melodía instrumental. Pareciera –claro está- que por algo le pusieron así. Si lo sé o no, independientemente de la película que se llama igual y donde caracterizan a tres personajes diferentes, no importa mucho para el fin para el que retomo su título o nombre. En la sociedad, repito, existen al menos tres juegos diferentes.

maxresdefaultNuevamente, aclaro: no soy ni psicólogo, ni erudito, ni sumo letrado. Pero me gusta hablar de lo que puedo y considero que será de tu interés. Al menos, te entretendré un poco; para bien o para mal. Y si todo sale como yo deseo, te habré dado un nuevo punto de vista o haré que recuerdes algunos cuantos que tú ya tenías o conocías.

Los buenos son la mayoría; de eso no me queda duda ahora. “¡Oye! Pero, ¿qué; estás ciego o qué?” Me dirás. “¿No ves que la sociedad está llena de gente mala?” Pues es esa la menuda pregunta que me ha llevado a saber que existen los feos. Sólo que deseo irme con cautela y con parsimonia, disfrutando esto; si no, ¿para qué escribirlo?wolf2

Nuevamente, los buenos somos la mayoría. Originalmente, existen sólo los buenos y los malos; sólo dos bandos. Pero los malos aprendieron a esconderse, a integrarse al rebaño como el lobo con piel de oveja (y eso ha sido siempre, y sigue ocurriendo) y los buenos aprendieron a fingir ser malos para no ser molestados (por decir lo menos) por los malos. Y es justo esto lo que los ha convertido en una nueva personalidad.

Slim-PickensQuiero aclarar; escribo para darte algo que leer y algo que te entretenga un poco. Me sería molesto repetir que no soy ni me llamaré erudito de nada, y si esto te sirve en algo, pues me doy por bien servido. Y si no, igual.

Entonces, los buenos son todas las personas que no sólo piensan en su bien o en su obtención de placer, sino en el bien de otros como en el suyo mismo; en la obtención de placer o gusto por y para la mayoría; abogan por hacer cosas que sostienen la supervivencia y a la humanidad: medicina, arte, cultura, oficios, etc. Aunque, claro, estar en una profesión u oficio no es garantía alguna de que se es bueno. La ciencia fue capaz de crear la Bomba Atómica por igual.Matando-Cabos-2004-3

Luego están los malos: aquellos que abogan por convencer a todos de que el hombre es una amenaza para el hombre; aquellos que con sus propias acciones nos “demuestran” lo “bien” que está agredirnos, matarnos, dejar de ayudar, solapar “accidentes” fatales sin pagar por los errores; solapar sobornos, juicios injustos, violaciones, chantajes, etc. Ellos son, en dado caso, los que más me gustaría que fueran detectables. Y la razón es simple: ya lo dije y lo ha dicho la historia: suelen ser lobos con piel de oveja. Suelen ser muy astutos, muy inteligentes.

kbgcflobqzbchrw9e3rlLos malos no son nada tontos: se organizan, se protegen entre ellos hasta que no tiene a quién pisar, se meten en círculos de divulgación, de administración, de política, de negocios, de medios, etc. Suelen salirse con la suya al disfrazar sus malas intenciones de fines loables o al mentir abierta o encubiertamente. Pero lo han dicho filósofos y hasta religiosos: “por sus frutos los reconocerás”. Bueno: ¿cómo ves el mundo? Está mal, enfermo, desunido, loco, demencial, con los valores –muchos de ellos- en el suelo u olvidados; con las malas prácticas (antes fácilmente visibles, detectables y tachadas) por encima de las buenas costumbres. Si quieres ver los frutos de ellos, mira alrededor.Yodalukedagobah

Entonces, pregunta: ¿Cómo una sociedad completa parece estar de acuerdo con ello?

R.- Porque tuvo miedo de protegerse y de protestar por lo que vio que estaba mal: se amedrentó ante los agresivos que decían “defenderse” o “defender buenas causas”. Esos, todos esos que se quedaron y siguen quedándose cayados son –mucho me temo- los feos.

malosEsto es una simple y “divertida” semblanza de la radiografía de nuestro mundo y de nuestros tiempos, en que la sociedad consta de tres papeles en el juego de la vida (según yo): el bueno, el malo y el feo.

Y tu: ¿a cuál grupo crees que perteneces? Por cierto: el malo normalmente cree que es bueno o feo y difícilmente se llega a dar cuenta de que es malo; en algunos casos está convencido de que es el único bueno que hay, aunque normalmente ni siquiera trata de verse a sí mismo ni descubrir su propia persona. Pronto hablaré más de ellos por acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s