LA CURA SINIESTRA: QUE ALGUIEN NOS CURE, PORQUE SALDREMOS ENFERMOS

Por: José M. Viniegra

acureforwellness_span_1sht-copiaEn realidad, es siniestro que nos enfermen con una película carente de trama, llena de confusión y con fundamentos poco claros en su historia.

La historia es poco clara: por qué se obliga a alguien a traer de vuelta a un empresario retirado que pasa su vejez en vez de sólo pedirle que regrese a apoyar con un ciclo inconcluso; y, por otra parte, aun si esa persona debía el encargo por tergiversar asuntos en la empresa en que labora: por qué no despedirlo, simplemente, como se haría en cualquier lugar y, en vez de lo anterior, mandar a alguien con aplomo para traerlo fuera por voluntad o por la fuerza. Después de todo, de ello dependía la estabilidad de toda la empresa.duf7x

Por la otra parte: qué tan obsoleto debe ser una trama, que se permite que nos enrede en un sinfín de cambios, sugerencias, suspensos innecesarios y escenarios nada elocuentes con lo que sería un verdadero manicomio de locos; mezclándolo, además, con otro escenario similar a catacumbas o cavernas.

Pero para entender esto, veamos un poco la trama: el ejecutivo joven es enviado a rescatar al director general de la compañía al distante lugar de los Alpes Suizos. Al poco tiempo, sospecha 174494que los tratamientos milagrosos del spa no son lo que parecen. Cuando comienza a desentrañar sus aterradores secretos, su cordura es puesta a prueba, una vez que le diagnostican la misma enfermedad extraña por la que la gente ahí internada anhela encontrar la cura. Y la cura -¡Vaya!- viene del sudor de los ancianos del asilo. Si, bien, se puede extraer esta “cura” del cuerpo de cualquiera a la fuerza, el demente doctor encargado de ello decide mejor hacerlo por tenerlos por voluntad propia ahí, y para que ellos generen dicha sustancia, deben tomar y tomar agua, un líquido que está infestado de microscópicas anguilas y cuyos seres extraen, contradictoriamente, el agua de los tejidos de las personas, hasta que éstas mueren de deshidratación; y los adultos mayores millonarios lo hacen por recibir la cura a ¡¡¡NADA!!!

¡Vamos! Qué persona millonaria da su dinero entero para curarse de un mal “biológico” que no puede verse y que ni siquiera tiene repercusiones. Siquiera el estrés, sin ser visible, tiene manera de verse y tiene repercusiones. ¿Ven?163684

Por si fuera poco esto, la historia se centra de modo muy serio en cuanto al papel detectivesco del joven empresario; mientras que por el lado del doctor loco, el papel desarrollado es el de un “fantasma de la ópera moderno”. Y la trama llega al ridículum al llevarnos por diversos escenarios y episodios de toda la historia que resultan innecesarios en absoluto, como la alberca en que la Hanna, la hija del doctor, tiene su primera regla. ¿Una alberca? O el sacrosanto culto que precede a la boda del doctor con su propia hija, y la cueva en que al estilo del fantasma de la ópera -segunda parte- se cometerá el incesto. Y el baile extremada y claramente ensayado por parte de los enfermeros y las enfermeras del instituto. O sea, ¿en qué momento una serie de enfermeros maníacos que todos los días están tras los viejitos, puede darse el tiempo de ensayar a la perfección un baile “nupcial” para el gran amigo que les representa un demente?

En fin: en resumen, es larguísima, aburrida, con poco sentido, muy enredada la trama y no la recomiendo. Por poco me salgo de la sala; además, terminé con tremendo dolor de cabeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s