RECORDANDO A LA NARANJA MECÁNICA: Hay cosas y personas que nunca cambian

Por: José M. Viniegra

pelicula-naranja-mecanica-ultimo-ciclo_lrzima20140424_0024_11LA NARANJA MECÁNICA (de Stanley Kubrick) es una obra maestra. Fácilmente encuentro que no ha existido una película similar; ni antes ni después de ella. Me arriesgo a decir que bien podría tomarse este hecho como estandarte para un -cualquier- genial filme: es (o debe ser), de un modo u otro, irrepetible.

El concepto de fotografía es casi minimista, como lo es en las actuales películas de bajo presupuesto (aún en el entendimiento de que tal vez no vaya una cualidad de la mano con la otra).still-of-malcolm-mcdowell-warren-clarke-and-james-marcus-in-a-clockwork-orange

También, vemos en varias ocasiones a la cámara involucrarse íntimamente con los actores y participar en movimientos tanto estáticos como sinuosos, dependiendo -sobre todo- de la importancia de la escena en cuestión.

Asimismo, vemos en este filme actuaciones harto bizarras que, por momentos, nos convencen de un sentir legítimo y natural por parte de los actores principales.

eltornillodeklaus-la-naranja-mecanica-a-clockwork-orange-stanley-kubrick-ultraviolencia-alex-drugos-set-makingNo obstante, y pese a que este brevísimo esfuerzo por explicar la genialidad de esta obra, mi mejor intento ha de ser para hablar del guión; en especial, el doblaje al español. Y debo resaltarlo sin duda alguna por su particular empleo de un vocabulario sagaz, casi de culto; uno reducido, prácticamente, al nivel de jerga; sólo que aquí lo genera un grupo demasiado pequeño (reducido en tamaño como algunos de los escenarios en que se desarrolla la trama).

El lenguaje empleado en La Naranja Mecánica y la estructura de sus frases en español, resulta para mí, casi de manera imperdonable, en un Acto Poético; único y nada parecido a otra cosa que haya escuchado (o visto en un filme) anteriormente; al menos, no del todo.la-naranja-mecanica-kubrick

Sin embargo, muy a mi pesar, resúltame curioso sentir que, concerniente a la trama de tan excelsa película, ésta es poco menos importante para mí que todo lo demás, ya que no aborda una esencia, hoy por hoy, trascendental. Tal vez en otra época lo eran sus temas (el muchacho incorregible y necio que termina en las rejas). Son sus personajes, sus atuendos, los lugares y los métodos de creación de escenas específicas lo que le da su genialidad; sobre todo, sin hartarme de decirlo, su lenguaje a lo largo de la cinta.

Pero, respecto a su mensaje, éste me replantea el eterno hecho de que la vida continúa con o sin uno; algo nada nuevo. Si hicimos bien o mal, sólo nosotros recibimos las consecuencias de nuestros actos. Y por último, el mensaje simbólico de que, al final de cuentas, nos guste o no, hay cosas -y personas- que nunca cambian.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s