ACAPULCO LA VIDA VA: Nostalgia y encanto que se disuelven en el mar cinematográfico

Por: Por: Saúl Arellano Montoro

acapulco_la_vida_va-789397372-largeADVERTENCIA: Este análisis es el que se publicó en enero del 2014 durante la celebración del último FICA que se realizó en enero del 2014.

“CUANDO BUCEABA POR EL FONDO DEL OCEANO…”

La historia de esta película empieza hace años, cuenta Víctor Sotomayor (Presidente y director del FICA) cuando recibe el guión y lo que iba a ser una reunión de 15 minutos se convirtió en dos horas que dieron como resultado la película que vimos anoche en la sección del festival llamada “Pool Party” que no es más que una muy agradable proyección de cine al aire libre junto al mar en la alberca del hotel sede. Y en este contexto paradisíaco es que podremos por fin, hablar de esta esperada película. Al menos en el festival.

La película tiene una historia sencilla; Mariano (un Patricio Castillo que sorprende) organiza un viaje a Acapulco para que Justo (Sergio Bustamante) y Antolín (Alejandro Suárez) se unan a él en una especie de reencuentro con su pasado y cerrar algunos círculos pendientes en su vida. Es de notar que esta película sale en un momento en que la cinematografía extranjera está presentando historias similares con actores de avanzada edad; como el caso LAST VEGAS o la reciente AJUSTE DE CUENTAS.p4

Por lo mismo, es importante resaltar lo que dije al principio: Esta película tiene más de dos años cocinándose por lo que no pretende subirse a ese tren.

“PASARON MÁS DE NUEVE MESES SIN NINGUNA NOVEDAD…”

El guión es escrito por Jorge Patiño, uno de los más prolíficos y completos guionistas del cine nacional. Un escritor con oficio y trayectoria constante.

????????????????????????????????????Es por esto que los diálogos son brillantes y coherentes. Con un notorio alejamiento con los lugares comunes y si con un perfil muy claro de los personajes principales. Por ese lado la película no tiene ni un sólo “pero”. No así la forma en la que algunos de los actores desarrollan el personaje, basados en los diálogos de Patiño. Y es aquí donde debemos poner más atención a esta película.

La película gira alrededor del personaje de Mariano y como tal, Castillo es el que lleva toda la carga de forma precisa y contundente. Matiza cada uno de los momentos de Mariano para darle un perfil complejo al personaje por lo que desde el principio el espectador se engancha con el sentir y los motivos evidentes y ocultos durante toda la película. Un gozo verlo actuar en esta historia sencilla porque se le notaba adentrado y cómodo con él. Da un gusto enorme poder ver a un actor de la talla de Patricio Castillo salir de sus muy conocidas taras y recursos repetitivos interpretativos.

Alejandro Suárez saca el personaje del achacoso Antolín más por oficio más que por desarrollar un perfil consistente. Si bien es cierto que Antolín es algo diametralmente opuesto a lo que estamos acostumbrados a verle interpretar, Suárez no puede evitar ser Suárez y cae en gestos y recursos que le conocemos de toda la vida. Aún así, no estorba y si da gusto verlo una vez que nos acostumbramos a su personaje.p2

El peor librado es Sergio Bustamante; su personaje Justo es un soltero que se niega a aceptar su condición de adulto mayor y lo resuelve con una serie de actitudes comunes y demasiado telenovelescas. Sin duda el hacer carrera en las telenovelas de Televisa afecto seriamente su calidad interpretativa convirtiendo a su personaje en una caricatura de “rabo verde” que no termina de saberse cuál es su motivación o conflicto, porque tiene demasiados altibajos interpretativos y resulta hasta inverosímil su actuación; para buena fortuna de nosotros, pasa poco tiempo solo en pantalla y el trabajo de Castillo como de Suárez y Luz María Jerez levantan sus constantes apariciones.

“TUVIMOS UN SIRENITO, JUSTO AL AÑO DE CASADOS…”

Otro punto a resaltar es la mala edición de la película que da como resultado hacer notar los huecos de realización y algunos fallos de ritmo que demuestra Serrano, la fotografía no es de resaltar y es imperdonable teniendo como marco los paisajes naturales del puerto de Acapulco.

p6Por desgracia, el tener un gran guión no siempre da como resultado una película constante. No hay dirección de actores y es notorio porque el trabajo de los tres protagonistas esta desnivelado. Que hayan sacado adelante la película se debe más a que ellos mismos entendieron a sus personajes que por la guía de Serrano. Es por esto que el final de la película se le fue de las manos al director y en un afán innecesario por alargarlo lo único que hizo fue despedazar lo que ya había construido.

Por otro lado, para los que no vivimos en este puerto deslumbrante y maravilloso nos resulta incómodo que por momentos parece un comercial que tiene a tres adultos mayores contando una historia para vender un producto. Más parece un pretexto que una narración.img_0555

“CON LA CARA DE ANGELÍTO PERO COLA DE PESCADO…”

En resumen, ACAPULCO LA VIDA VA tiene la dosis precisa de nostalgia y encanto que mueve los recuerdos de todos aquellos que pusimos como destino al puerto en algún momento de nuestras vidas para cambiar algo. La primera salida de viaje sin nuestros padres, el primer amor de verano, el primer encuentro con el mundo violento y real o simplemente divertirnos por el placer de sentirnos vivos.

En esto, la película es acertada y con eso me quedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s