EL ESPEJO DE LA NOCHE: SUITE FRANCAISE

Por: Eli “La Panterita” Herrera

image

La guerra jamás la ha ganado nadie, ninguna guerra ha tenido un triunfador, y de las guerras aún no se ha dicho todo, las aproximaciones que observamos en las películas al respecto nos dejan en la mayoría de los casos un mal, muy mal sabor de boca. Será que los seres humanos perfeccionamos cada vez más los métodos para destruirlo todo, espero que no.

image

Pues una mirada hacia lo que pudo haber ocurrido en una ciudad francesa durante la ocupación nazi en la segunda guerra mundial, la podemos observar en la película SUITE FRANCAISE, dirigida por Saul Dibb el año pasado y coproducida por varios países como Reino Unido, Francia, Canadá y Bélgica. Esta cinta nos ubica en Francia en el año de 1940, cuando es ocupada por soldados alemanes, los cuales se instalaron en algunas casas obligando a sus habitantes a convivir con ellos a pesar de ser considerados enemigos.

Esta historia está basada en la novela de Irène Némirowsky, ella fue una escritora francesa de origen ucraniano la cual fue asesinada en los campos de concentración, su hija guardó sus manuscritos realizados durante la guerra.

image

Al adaptar la novela de Irène al cine se intentó conservar las descripciones y narraciones que realizó sobre la cotidianeidad de la época. De esta manera la película nos cuenta la historia de amor entre una joven francesa y un oficial alemán, personajes interpretados por la actriz Michelle Williams y el actor Matthias Schoenaerts respectivamente, la joven espera noticias de su marido el cual es prisionero de guerra y vive una sofocante relación con su suegra interpretada por Kristin Scott Thomas.

image

Estos tres personajes Lucile (la joven), Madame Angellier (la suegra) y el teniente Bruno von (el oficial alemán) vivirán momentos de tensión, malestar y desconcierto bajo un hogar en donde no caben los tres. Los abusos que puede vivir una población en guerra se observan en esta historia, la cual nos atrapa en un principio para después dar un giro un tanto desconcertante en donde Kristin Scott Thomas está un tanto desperdiciada como actriz (o será que uno se acostumbra a ver a los actores en otras interpretaciones).

Hay mucho que disfrutar de esta cinta, de la cual resalta el piano como puente entre los enamorados y la creación por parte del oficial de la pieza denominada con el mismo nombre que la novela SUITE FRANCAISE, a la par de la historia principal se cuentan otras en donde la injusticia, la discriminación y el espíritu libertario están presentes.

Pues sí mis amigos de El Alebrije esta película se estrenó el pasado viernes 4 de diciembre, con distribución de Cinépolis, clasificación B15 y duración de 107 minutos, si quieren ver una de las historias de la fallecida escritora Irène Némirowsky asistan a ver SUITE FRANCAISE. Y así celebrando que esta es la columna número 50 para El Alebrije, llena de alegría saldré al jardín y aullaré con la Luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .