NEVER SHOUT NEVER OFRECIÓ UN CONCIERTO MEMORABLE.

Por: Cortesía Dilemma / Germán García

Carter Husley_5416-9La banda estadounidense Never Shout Never se presentó esta noche en la capital mexicana para ofrecer un concierto que no dejó indiferente a nadie. Nuevamente colmaron el recinto al máximo de su capacidad, donde el grupo muy pronto supo cómo encajar ante su auditorio compuesto principalmente de adolescentes los temas su más reciente disco titulado Indigo, intercalándolas junto a otras canciones emblemáticas de la agrupación.

No cabe duda de que es en el pulso de un concierto donde NSN como también son reconocidos se sitúan con ventaja por delante de sus compañeros de generación. Efectivos, directos y contundentes, combinan con espontánea sabiduría las dosis justas de pop, rock, medios tiempos y piezas bailables sin perder un ápice de energía en un trayecto celebrado por sus incondicionales fans. Ahora, el repertorio del grupo no tiene desperdicio. No hay minutos de relleno, no hay decepciones. No son necesarios demasiados esfuerzos para redondear un set list que no eja indiferente a nadie, en el que se combinan sus clásicos, porque ya los tienen, con los mejores momentos de su tercer largo. Y ahí están todos, cantando sin parar y sintiéndose parte de una fiesta colectiva.Never Shout Never_6346-13

Con una duración de poco más de una hora, el show arrancó con el tema Magic, para seguir con canciones reconocidas y que fueron interpretadas con el escándalo a todo lo alto, como Trouble, Coffe and Cigarettes, Piggy Blank, On the Brightside, CheaterCheaterBestFriendEater, What Is Love? y Liar Liar. Cristopher Drew no debe preocuparse por nada, porque sus compañeros le respaldan con seguridad y sin luchas de ego. Never Shout Never  son, aunque suene a tópico, una maquinaria en la que cada pieza es fundamental para rendir al máximo.

Never Shout Never_6252-9Hayden Kaiser baila y se desmelena sin fallar nunca el tiro, mientras Caleb Denison cumple con su papel, ganando peso en los momentos en los que la banda de deja llevar por cierta improvisación. Enorme noche de comunión para los estadounidenses y su cada vez más numeroso público mexicano, en aras de su consolidación definitiva.

Antes la banda de Montanna Carter Hulsey abriría el show para dar a conocer una propuesta que fue bien recibida por el público, aunque sin mucha fuerza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.