EL TELÉFONO NEGRO, un nuevo clásico del horror

Por: Enrique Guerrero

La cinta El Teléfono Negro, es una gran película de terror, que maneja de manera espectacular el suspenso y la tensión, dando así la consagración absoluta de Scott Derrickson.

Llega a las salas de cine El Teléfono Negro, que narra la historia de Finney Shaw, un joven de 13 años que es secuestrado por un misterioso hombre enmascarado, que lo mantiene encerrado en el sótano, pero gracias a un misterioso teléfono, Finney se podrá comunicar con victimas anteriores del secuestrador. Mientras que su hermana, Gwen, sensible a tener visiones pretenderá a encontrar a Finney antes de que sea tarde.

Scott Derrickson ha sido un prolifero director de cine de horror, que nos ha ofrecido grandes títulos como “El Exorcismo de Emily Rose”, “Sinister”, “Libranos del mal”, entre otras, pero con “El Teléfono Negro” se ha consagrado, y definitivamente se puede decir que entra en la categoría de Maestros del Horror, junto con otros grandes directores.

Siendo también director de la primera entrega del Doctor Strange, hay que agradecer que abandonó el proyecto de la secuela y se sumó a “El Teléfono Negro”, ya que así, obtuvimos una muy buena cinta de Marvel y la oportunidad de regreso de Sam Raimi con “Doctor Strange en el Multiverso de la Locura” pero lo más importante, tuvimos posiblemente la mejor película de horror de este año, con “El Teléfono Negro”.

La película se siente un clásico instantáneo, como si estuviéramos viendo una cinta de horror ya consagrada y de culto, todo esto se traduce en el talentoso equipo que estuvo involucrado, desde el manejo de la historia. Derrickson lleva el suspensomagistralmente y la tensión crece y crece hasta que acabas inmerso en su totalidad en su narrativa.

Historia que está basada en el relato de Joe Hill, hijo de Stephen King, demostrando que la manzana no cayó tan lejos del árbol. La creación de personajes es muy buena, y tiene varios elementos que si recuerdan esas buenas historias de horror de justo aquellos años 70.

Las actuaciones son dignas de destacar, particularmente de los jóvenes actores que interpretan a los hermanos Shaw, Mason Thames, quien es el protagonista Finney, hace un gran trabajo, y logra dar los tonos requeridos al personaje, al igual que la actriz de Gwen, Madeleine McGraw. 

El antagonista es un gran villano, tiene una personalidad muy marcada, se vuelve icónico y lo másimportante, te lo muestran como este ser malvado y despiadado del cual se puede esperar cualquier cosa y estás impaciente porque tenga su merecido, esto gracias a la actuación de Ethan Hawke que demuestra de nuevo lo grandioso actor que es.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.