Nadie, Saul Goodman poseído por el espíritu de John Wick

Por: Enrique Guerrero

Al más puro estilo John Wick, Bob Odenkirk protagoniza “Nadie”, una cinta de acción del mejor entretenimiento y cargada de grandes secuencias.

Agobiado por la monotonía de su vida, Hutch, encuentra una oportunidad de darle emoción a su vida gracias a un evento menor, sin embargo, esto desatará una serie de sucesos, en los cuales Hutch se verá involucrado más y más en un conflicto con un mafioso ruso, pero el pasado de este hombre “aburrido” no es lo que parece.

En estos tiempos tan caóticos, lo que busca la gente es divertirse, olvidarse de los problemas y de cierta forma desahogarse, y no hay mejor género en el cine que el de acción, y “Nadie” es una gran película de acción como muy pocas se han presentado en los últimos tiempos.

En coincidencia con el Oscar a “Another Round”, ambas cintas presentan la misma tesis, claro desde diferentes perspectivas, historias y contextos, pero las dos hablan de la crisis de la mediana edad. También podría compararse con Los Increíbles de Pixar, si la hubiera hecho el director de Duro de Matar.

Porque justo, esta película recordó mucho a las cintas ya de tiempo atrás de acción, dónde realmente no importaba nada, solamente en que debía cumplir con dos puntos, que el protagonista sea carismático, y que haya acción a montones, y “Nadie” cumple con ambos.

Básicamente es Día de Furia y John Wick, pero con Saul Goodman, y la referencia a la saga de Keanu no es casualidad, ya que el guionista de ambas cintas es Derek Kolstad, el cual hoy por hoy se puede afirmar es el mejor guionista de cine de acción. La historia de “Nadie” está bien escrita, sin pretensiones, sin profundidades, solamente el hilo conductor para echar bala sin control.

La mayor exigencia que se le puede hacer a una película de acción es respecto a la creatividad del protagonista para acabar con los malos, y aquí hay una demostración de ello.

Es que se juntó un gran equipo, desde el actor Bob Odenkirk, así como el resto del elenco, que son excelentes, el guionista que ya mencionamos, y el director, Ilya Naishuller, el cual realiza secuencias de acción altamente entretenidas, ya sea por el elemento cómico o por lo impactante, ambas a propósito, y ambas bien equilibradas.

Este director se le recuerda por su primera cinta “Hardcore Henry”, que es igual una cinta de acción, pero con la particularidad que todo el tiempo nos muestra en primera persona la cámara.

La elección de Bob Odenkirk para un rol protagónico en una escena de acción al principio podría sentirse como una elección equivocada, incluso dentro de la naturaleza de la historia, sin embargo, poco a poco te va envolviendo en su carisma que al final se vuelve un gran personaje, como alguno de Keanu o de la Roca, es un poco cómo le sucedió a Bruce Willis, pero aún más mayor, es impresionante.

El resto del elenco, también acabas encariñándote, claro, los antagonistas son unidimensionales, pero no dejan de ser carismáticos, la familia de Hutch es adorable, sus aliados son personajes con los que conectas, es una película perfecta para perderse hora y media en un aislamiento sensorial que ofrece un cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .