Un día como hoy se estrenó Halloween

Un día como hoy pero del 2018 se estrena HALLOWEEN (2018), de David Gordon Green.

Cuando HALLOWEEN llegó a las pantallas estadounidenses en 1978 (y 1980 a México) se venía arrastrando los inicios del cine que a partir de esta cinta crearía el género Slasher: Psicosis (1960) de Hitchcock y The Texas Chainsaw Massacre (1974) de Hooper. Sin embargo, no fue sino hasta la creación de John Carpenter y Debra Hill que se establece un antes y un después en cuanto a la manufactura y narrativa de lo que debe ser una cinta no solo de terror y suspenso sino además violencia que deriva en muertes sangrientas como no se había visto antes… ¡Corrección! Nadie se había atrevido antes.

Desde ese año hasta este 2018 John Carpenter – también Debra Hill hasta el día de su muerte – produjo todas las películas que siguieron las andanzas asesinas de Myers; algunas muy afortunadas otras rayando en lo ridículo, pero siempre manteniendo lo más posible la esencia del original teniendo en el reparto a Donald Pleasence o a Jamie Lee Curtis además de Michael.

Incluso en la 3 Season of the Witch que no es muy querida por muchos seguidores aparecen Myers y Jamie Lee. Para 1998 aparece H20 como la primera celebración en pantalla del fenómeno Halloween con una que toma distancia de la 4, 5 y 6 para conectar con Halloween II con un buen arco de historia que desafortunadamente se pierde con Halloween: Resurrection (2002) donde muere Laurie Strode luego de los acontecimientos de H20. Una película que para ser considerada en ese tiempo como la última resulto decepcionante debido al impacto cultural que causó la franquicia en el mundo entero.

Y ese año, justo a 40 de haberse estrenado en los Estados Unidos, John Carpenter bendice con sangre a los guionistas Danny McBride y Jeff Fradley quienes dan un guion impecable al director David Gordon Green para sacar a Michael Myers del Sanatorio Smith’s Grove y a Laurie Strode de su larga espera y preparación para juntarlos nuevamente en Haddonfield la noche del 31 de octubre del 2018.

Un gran acierto fue que David Gordon Green y Danny McBride estuvieran bajo el cobijo de Jason Blum y su productora Blumhouse Productions para colaborar con Carpenter y poder actualizar la mitología de Halloween en un tiempo en que el género del cine tanto Slasher como de terror está supeditado al sobresalto burdo y previsible.

Gordon y McBride rompen con los esquemas tradicionales de la violencia en la saga Halloween dotando a Myers de una brutalidad y salvajismo nunca visto. Una presencia que regresa al origen de no necesitar más que ser una silueta para sentir que algo terrible va a ocurrir pero que lo mete de lleno en la narrativa contemporánea para ser asimilable a las nuevas generaciones que no han visto algo igual debido a que amalgama ambos estilos para lograr un producto único del cine de asesinos en serie.

No hay límites auto-impuestos para la ejecución de los asesinatos; las victimas sufren las más imaginativas muertes a manos de Myers al grado de preguntarnos “¿Cuándo le dio tiempo a Michael de recrear todo ese escenario para dejar el cadáver a modo de la celebración del día de las brujas?”; lo mismo ocurre, y esto es también narrativa de las primeras películas, con los personajes que actúan de formas no normales cuando hay un peligro inminente que también nos hace preguntarnos “¿Es que la gente que sale en las películas NUNCA ha visto una película de terror?”, esto la hace entrañable. Además que se utilizan steadycams para lograr el mismo tipo de plano secuencia que se utilizó en 1978 para seguir ininterrumpidamente a Myers un par de ocasiones como parte de esa narrativa que estableció Carpenter para tener la sensación de miedo al romperse la seguridad de un entorno que suponemos inviolable.

Aun cuando los realizadores decidieron abrir la línea alterna en la saga, La película es también una constante referencia a lo que quedó atrás al presentar muchos guiños que nos remiten a Halloween II, a H20, a Halloween 4: Return of Michael Myers e incluso Halloween 3: Season of the Witch con las adorables máscaras de Silver Shamock.

El sentido del humor es brillante porque no es forzado y aparece en los momentos justos tanto para romper la tensión como para dar un giro a los papeles establecidos desde 1978; Todos los estereotipos de adolescentes aparecen en actitudes combinadas de los setenta y de esta década con lo que se nos recuerda que cuando se trata de miedo y salvar la vida, la humanidad no ha cambiado.

En resumen: HALLOWEEN es una película que se atrevió a evolucionar no solo en la narrativa del cine Slasher que el mismo Carpenter había establecido como punto de partida para los demás en 1978 sino en los modos y usos refinados de la sangre. Es una película sumamente violenta que incomoda al no auto contenerse visualmente.

También es una película donde Michael Myers emana maldad sin necesidad de moverse siquiera y lo mejor: El personaje de Laurie también es un ser que a acumulado un deseo de venganza lo que le da una fuerza presencial que jamás había tenido para convertirla en el único rival digno del asesino de la noche de halloween.halloween-david-gordon-green.

HALLOWEEN es lo que necesitaba el cine de terror en estos tiempos estandarizados de susto anticipado y sobresalto forzado para recuperar la esperanza de una renovación del género.

Valió la pena esperar 40 años para verlo regresar a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .