33 días de cine de terror: “El mundo de los muertos”

Por: Saúl Montoro

RECOMENDACIÓN 33 DE 33

Un día como hoy pero de 1970 se estrena la emocionante y entretenida película El mundo de los muertos (1970) de Don Gilberto Martínez Solares, el director que lanzó al estrellato a Tin Tan.

La historia de Rafael García Travesí y Jesús Sotomayor Martínez tiene todos los elementos fantásticos para disfrutar de una película diferente a o que estábamos acostumbrados del panzón de plata y Blue Demon ya que, desde las primeras secuencias, nos ubican en el siglo XVII en medio de un juicio por brujería a los seguidores de la sacerdotisa satánica Damiana quien invoca al mismísimo demoníaco Caballero Azul (Blue Demos por supuesto) para que la ayude a combatir al Caballero Enmascarado de Plata (A.K.A. El santo) y permitir que los espantajos y almas del infierno dominen el México de finales del 1676 en adelante.

Como toda película mexicana que toma los temas que tienen que ver con las tradiciones de la colonia y las hechicerías; la narrativa es simplemente exquisita por el hecho de resaltar la idiosincrasia nacional de las leyendas que se han trasladado generación tras generación hasta llegar a nuestros días y donde el personaje del Santo y de su antagonista Blue Demon encajan a la perfección como representantes de ambos lados del ámbito religioso.

Don Gilberto es un artesano que echa mano de toda su creatividad para aprovechar los escenarios naturales de lugares coloniales y foros para reproducir la época y los infiernos así como también de los extras que disfraza de brujos y demonios que dan el mejor contexto a la historia donde el bien y el mal se enfrentan durante siglos para llegar al enfrentamiento final donde el bien triunfa como debe ser si el santo está presente. Por supuesto que por ningún motivo las escenas en la Arena se olvidan; como siempre he dicho que pase lo que pase en el mundo, El Santo y Blue Demon JAMÁS dejarán de asistir a su compromiso en el pancracio los sábados a las 8 de la noche.

En lo personal, encuentro la secuencia final del descenso a los infiernos en una muy nacional emulación de la Divina Comedia una de las más gozosas en la narrativa fantástica mexicana del cine de luchadores y de terror donde ¿Qué importan los filtros cargados de color, los disfraces o las barrocas escenografías tanto naturales como de los foros tan forzadas si lo que importa es la historia y como el Santo sale victorioso de este trance?

Un clásico de temporada que no deben dejar de ver a la primera oportunidad que tengan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .