LA TORRE OSCURA, ¿EL FINAL DE STEPHEN KING?

Por: José M. Viniegra

the_dark_tower-790489565-largeEsperemos no sea esta una premisa y quede cómo título de una nota pasajera. No obstante, hago uso de tal aseveración atrevida por la última entrega en cine de las historias del maestro del terror.

La Torre Oscura es un cambio, a juicio personal –y me atrevería a creer que lo es de muchos- una absoluta diferencia entre todas esas novelas de Stephen King que han servido de referencia para conocerlo como escritor y como maestro de uno de los géneros más queridos por los lectores o los amantes de las películas que se basan en sus obras.

Si pienso en los caballos de fuerza de un Christine, si rememoro al tierno y divertido Eso, recreo en mente los amables cuidados de la enfermera Misery o traigo a la memoria la belleza indómita de Carrie, y contrasto cada uno de estos matices con La Torre Oscura, sucede que no encuentro dónde encaja la saga de 7 libros que hoy vemos en pantalla.1496218584_122011_1496221102_sumario_normal

Pareciera, que Stephen King, el maestro del Horror, está despidiéndose de una generosa y larga carrera como escritor. Pareciera, repito, pues el estilo de esta última película (la más reciente) es más similar a un filme sobre el viejo oeste, mezclado con una película de fantasía de antaño, con bosques encantados, y un toque futurista del tipo Cloud Atlas.

la_torre_oscura_nikolaj_arcel_3Y es que, incluso, llegué a creer que Stephen King pudiera haberse concebido a sí mismo, al inicio de su carrera, como un escritor de sagas, del calibre de Tolkien o Alan Dean Foster, en cuanto a su participación en historias que superaban en creces de volúmenes una sola historia, como El Rey de los Anillos o Star Wars.

¡Vamos! ¿Les queda claro por qué el cambio radical en el estilo del escritor? ¿Se debe sólo a que esto es la manera de trabajar una saga?  ¿Perdió su encanto? ¿Se hartó del Terror?

No lo sé. La película me gusta, pero me deja un vacío en el estómago, y no precisamentesaga-la-torre-oscura-stephen-king por el miedo que me mantiene pegado al sofá y sin tiempo de ir al baño, sino por el hambre de terror que esperé por minutos enteros sin saltar una sola vez o a falta del vértigo causado por el suspenso, algo que, dicho sea de paso, amamos los cinéfilos del terror.

A ver qué pasa. Creo que, si me disculpan y me permiten admitir mi desacierto, me hace falta una charla en persona con el Maestro del Terror, Stephen King. Más aún, porque nos entristecería que esta sea su auto-despedida; aunque, también, es cierto que tiene unas vacaciones bien merecidas y más le valiera disfrutar su dinero antes de que un monstruo en el ático se lo lleve de este mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s