CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS: UNA SECUELA MENOS PEOR CON SEXO MAL DIRIGIDO

Por: Alberto Barajas

2Luego del la taquillera Cincuenta Sombras de Grey, los productores le volvieron apostar a la fórmula y a partir de hoy se estrena en salas CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS, con la que podemos “conocer” mejor a los protagonistas Anastasia Steele y Christian Grey.

Esta segunda cinta muestra a una Annastasia que busca olvidar a Christian Grey, sin embargo, Grey busca por todos los medios volver con ella y tratar de reconquistarla; ese es el conflicto de la película. Luego durante los primeros 10 minutos dicho conflicto se resuelve con una modesta cena y establecen nuevos términos: No reglas, no secretos y no castigos. Ambos están de acuerdo. Fin.banda-sonora-de-50-sombras-mas-oscuras

Después toda la demás película es un ir y venir de los protagonistas, los cuales son personificados por Dakota Johnson y Jaime Dornan, quienes aún siguen sin tener química y todo se nota forzado. Por un lado Dakota no ha aprendido a lucir la lencería con la cual sale en varias de las escenas de esta cinta y ello hace que luzca como un palo con ropa interior. Mientras que Dornan sigue sin creerse su papel de dominante; y es muy cuadrado, poco carismático y nada coherente. Todo eso se debe a una mala dirección de actores y un pésimo guión.

cincuenta_sombras_mas_oscuras-christian_grey-anastasia_steele_milima20160913_0225_11Ahora bien, la parte fotográfica no es nada atractiva, esto se debe a que, como lo dijo un buen amigo crítico, Saul Montoro: “La cámara no se involucra con los protagonistas”. Eso tiene como consecuencia que no te logre atrapar y simplemente tienes dos opciones: salirte de la sala o seguir viendo la película poniendo tu cerebro en neutral.

La parte del guión está lleno de incoherencias, humor involuntario y diálogos poco creíbles; haciendo que no haya nada de conflictos y mucho menos personajes interesantes. Y los nuevos personajes, que quizás pudieron aportarle un poco de intriga a la trama, sólo se quedaron en un burdo intento.50-2

El ritmo de la película y es el soundtrack, son las cosas rescatables. Por un lado, la edición es un poco más dinámica y eso hace que no se haga tan pesada, más de lo que ya es. Mientras que la banda sonora, que al igual que su antecesora, logran inducir un poco sensualidad con canciones que de alguna forma invita al sexo, lujuria y “amor”, que sus actores no lo logren es diferente, pero al menos la música nos llega a entretener, sólo un poco.

Es una película que está al servicio de los fans, tanto del libro como de la película, que no buscan nada más que un simple y llano “taco de ojo” y una burda fantasía “romántica” el ser sumisa de algún joven magnate. Es una cinta que pueden ver bajo su responsabilidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s