INTENTO DE SAQUEO EN AURRERÁ DE ERMITA IZTAPALAPA

Por: José M. Viniegra

5El Bodega Aurrerá que se ubica en las inmediaciones de la estación Atlalilco, de la línea ocho del metro, se vio interrumpido por un intento de saqueo.

Alrededor de las 5:30 de la tarde, algunas personas entraron alarmadas a la estación del metro Atlalilco, de la línea 8; tras ellos, asimismo, entraron miembros del personal de seguridad de la misma estación, e incluso pudimos ver ingresar algunos elementos de Seguridad Pública, indicando a las personas que permanecieran atrás –adentro- de los torniquetes, sin salir (por seguridad).

Hubo personas que corrieron hacia la Línea Dorada del mismo Atlalilco, en un afán de sentirse seguros. Algunos permanecieron atentos a lo que pasaba y otros encontraban alguna manera de salir del metro e ir a otro sitio en que se sintieran más seguros.3

Cuando salimos de aquella estación del metro, en la calle había cierta confusión, sirenas de diversas patrullas, camionetas con luces azul-rojo, motos policiales y camiones de granaderos que empezaban a llegar al sitio. Varias motocicletas ajenas a los elementos de Seguridad se encontraban aledañas al incidente, relativamente en confusión. También, como es de esperarse en casos de alarma, varias personas estaban igualmente corriendo con movimientos un tanto azarosos, sin mayor sentido que resguardarse.

4La misma seguridad, el flujo de gente y automóviles nos impedían acercarnos al área. Se escuchó lo que pareció ser tres detonaciones de arma en el área, momento en que tuvimos que decidir resguardarnos, no sin antes tomar algunas pocas fotos que ahora compartimos con ustedes.

En una situación así, me aventuro a considerar, personalmente, que el pueblo mismo no sería el causante de dichas revueltas: vivimos en un país que, aun con la fuerza de las redes sociales, no ha mostrado tener demasiada fuerza de unión para cambios revolucionarios, al menos desde 1910. Acaso, en tantísimos casos documentados por los medios de comunicación, la gente de México se une para hacer manifestaciones mediante marchas. En este tipo de expresiones, entre los pacíficos, existe quien crea caos o aprovecha para saquear o dañar propiedad ajena. Pero no puedo considerar que sea el pueblo (esta gente que vende en el mercado o tianguis local) la causante de dichas “manifestaciones”. Creo, muy a mi parecer, que esto, como otras cuestiones, no es sino política. México tiene mucha más gente digna y decente que maleantes.  Y como siempre, los de en medio somos los que pagamos la vajilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s