ESCUADRÓN SUICIDA: CUANDO UN TRASERO NO LEVANTA UNA PELÍCULA

Por: Saúl Arellano Montoro

SUICIDE SQUAD (5)Se cumple una vez más la profecía: “Si la música del trailer es extraordinaria, la película generalmente no lo será”.

Mucho se especuló de la llegada al cine de la agrupación de villanos de DC; sobre todo teniendo como respaldo no sólo su versión en cómic sino hasta una película animada de nombre Asalto a Arkham (2014) que gustó mucho entre los especialistas.

Por otro lado, el reparto pintaba muy agradable para personificar a esta escoria del mundo de DC y aunque al final se haya salido Tom Hardy y entrado el australiano Jai Courtney en el papel de Boomerang más las declaraciones de Jared Leto en donde juraba y perjuraba que estaba trabajando a profundidad a su Joker para hacerlo algo que jamás habíamos visto antes, la realidad es que en papel todo parecía ser muy prometedor. Vinieron los avances que saturaron las redes sociales y los rumores se elevaron aun más.

Hasta que llegó por fin al cine… Y todo se desmoronó.SUICIDE SQUAD (1)

¿ANTI-HÉROES O ANTI-VILLANOS?

Una vez más, si detrás de un proyecto de cómic al cine aparece el nombre de Zack Snyder, no podemos esperar nada con sustancia o mínimo estilo de adaptación honrosa y sincera.

Por el contrario, los resultados serán escalofriantes para propios y extraños. Aun cuando el director David Ayer haya escrito y dirigido cosas tan interesantes como Street Kings (2008), End of Watch (2012) o recientemente Fury (2015). Simplemente no lo dejaron jugar a sus anchas y su “caja de arena” era muy chica para lo que podía hacerse con esta película aún cuando él la escribió.

ESCUADRÓN SUICIDA (5)Y si bien es cierto que la película tiene por sentido establecer algo diferente a lo que hemos visto en pantalla grande – porque en series de TV ya están más que superados los problemas de narración, inteligencia y aventura – y entretener a un público exigente con DC, algo pasa en la manufactura que no terminan de dar el último salto y recurren a las mismas taras visuales y de huecos en historia que impiden un goce pleno y sin “peros” de sus películas.

De inicio muy lento, presentando a los personajes – cosa necesaria para los que no les interesaran los cómics – de forma irregular excepto en el caso de Deadshot (Will Smith en el papel de sus sueños) y de Harley Quinn (una Margot Robbie que NACIÓ para el personaje) que les dan su espacio y tiempo necesario; la película va subiendo de nivel paulatinamente apoyada en breves secuencias en las que los temas musicales pretenden sustituir lo que en historia carece al grado que, por muy buena que sea la banda sonora, llega el momento que aturde. Caso diametralmente opuesto a Guardianes de la Galaxia (2014) donde la banda sonora entraba en el momento necesario y solo como complemento, no para buscar mover algún tipo de sensación en el espectador que es la falla de Escuadrón Suicida.

El ritmo pretende ser dinámico y lo logra por momentos que, por desgracia, se diluyen en trabas de historia innecesaria que limitan la sensación de estar viendo una película inspirada en cómics y no una película de los años 80 de guerra. La misión de rescate de estos personajes no queda clara desde el principio y al revelarse los motivos de la creación del equipo no hace sino decepcionar dado que hay una segunda vuelta de lo mismo pero ahora en un escenario diferente. Las escenas de acción no son espectaculares salvo en el caso de los personajes que se muestran como la columna vertebral del filme: Deadshot, Harley Quinn y Rick Flag, manteniendo en un honroso apartado a Viola Davis con su caracterización extraordinaria de Amanda Weller.

CAE MÁS PRONTO UN HABLADOR QUE UN COJOESCUADRÓN SUICIDA (6)

Y desde luego que el personaje que más causaba expectación era justamente este nuevo Joker que, como dije antes, Jared Leto se canso de hablar y presumir de cómo había preparado su personaje y que nos iba a sorprender cuando viéramos la película.

Y si nos sorprendió… POR PATÉTICO y sin nada que aportar al personaje emblemático de DC y en general del mundo del cómic.

Un Joker completamente anodino, sin sustancia, aburrido y desangelado… Muy (reitero) MUY por debajo del interpretado en los años sesenta por Cesar Romero que para muchos es una caricatura del personaje. Imagínense como está la actuación de Leto.

Una interpretación no solo se basa en la caracterización sino en la esencia, en la psique del personaje; sus motivos, su pasado, su entorno y todo aquello que permita al actor desprenderse de su persona para convertirse en su personaje y que nos de una interpretación natural de lo que esperamos y lo más importante, de lo que NO esperamos de ello. Es así que Jared Leto no nos permitió un Joker convincente para convertirse en un payaso, en una caricatura de tan complejo personaje muy identificado en el común del espectador.

ESCUADRÓN SUICIDA (3)Sólo luce cuando sale Margot Robbie quien entendió a la perfección el personaje y lo interpretó de maravilla. Una actuación precisa de lo que conocemos de Harley Quinn y esta constante dualidad psicológica en que vive donde solo tiene claras dos cosas: Su amor por Joker y los medios que debe utilizar para tener su atención y su reciprocidad amorosa siempre… Por eso es que cuando salen juntos, Leto brilla con la luminosidad de Margo Robbie. Y el que haya una serie de viñetas en pantalla que cuente la relación de ambos con referencias evidentes a imágenes clásicas de ambos personajes (de Alex Ross por citar un ejemplo) es un gozo para cualquiera.

De hecho, la presencia de Margot Robbie es uno de los grandes motivos del que esta película no sea un fracaso estrepitoso para el espectador (masculino y femenino por igual) debido a la tremenda personalidad que muestra en pantalla y que hace, como dije, que la película brille tan solo por ella.

EL RESTO DEL EQUIPOESCUADRÓN SUICIDA (1)

¡Gran sorpresa Viola Davis y Will Smith! La primera porque impone un estándar de actuación creíble y constante durante toda la película y el segundo porque interpretar a un personaje de cómic en pantalla era una de sus metas en la vida y eso lo demuestra al verlo no solo metido hasta los huesos en Deadshot sino que además se ve que fue de los que más se divirtió al filmar la película. Por lo mismo, es el que más diálogos tiene y el que interactúa con Batman en los cameos que salen en pantalla. Y de llamar la atención también es la interpretación de Jai Courtney no a Boomerang sino a Tom Hardy que lo hace tan bien que olvidamos de ver al villano y estar disfrutando de una divertida actuación de Hardy luego de The Revenant. Desde luego que esta no era la intención pero seguro fue involuntaria la asimilación del actor y no del personaje.

Todo lo anterior hace que en el tercer y último acto de la misma, la película se convierta en lo que debió ser desde el principio, una adaptación de personajes de cómic. Y todo esto ocurre luego de la escena del bar que es el preámbulo a la acción divertida y emocionante que no fue constante en todo el tiempo anterior. Es aquí donde también lucen los demás personajes que integran el escuadrón teniendo cada uno un peso en la acción y no en el origen de sus poderes como nos fueron presentados. Es por esto que la secuencia 100% comiquera la pone el Homie DIABLO en una escena que haría feliz al mismísimo Ed Wood Jr. IMPOSIBLE no soltar la carcajada como mexicano o como latino que conoce el estilo y modo de vida de las pandillas del sur de California en EEUU.

SUICIDE SQUAD (2)Una carcajada de “pena ajena” más que de momento divertido debo decir… Pero muy de cuadrito de cómic.

EN RESUMEN

ESCUADRÓN SUICIDA es una película que no exige nada más allá de divertirte lo mejor posible; y si eres seguidor de las películas de DC tendrán un motivo más para aceptarla tal como está filmada.

Esta es en realidad un entretenido preambulo y experimento de como funcionarían muchos personajes en una sola película por parte de esta empresa que hasta este día solo había hecho películas en lo individual. Por lo mismo, las escenas re-filmadas se notan como un pegote que permita incluir a Batman y Flash para continuar con el ensamble de La Liga de la Justicia porque, además de todo, esta película se sitúa justo semanas después de los acontecimientos de Batman vs Superman. Vale la pena verla sin esperar nada y de ser posible en 3D dado que fue filmada de origen en este formato.

Y quédense al final de los créditos animados que viene otro final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s