Los Auténticos Decadentes: fiesta, diversión y Vive Latino

Por: Luis Rodríguez / Fotografías: Alberto Barajas.

Con la entrega que caracteriza a Los Auténticos Decadentes, cerraron el primer día de El Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino 2016. Baile, fiesta, color, sonido, risas y grandes temas se vivieron en la entrega total de energía cósmica.

13063916_10208327773608290_1496606442_oCon los requerimientos propios que se deben de atender en un festival, Los Auténticos Decadentes permitieron comunicarse con un público agradecido ante un Vive Latino especial, como cada año ha sido. Y eso que sólo es el primer día que cierra con mucha atención y alegría, por parte de los músicos argentinos.

Fue un escenario, que dejó Enrique Bunbury encendido, donde se rencontraron los Auténticos Decadentes y los mexicanos amantes de la buena música. Porque las fronteras no existen para la música, ni para el alma y el pensamiento. Las barreras se rompieron. “Y la Banda Sigue” se escuchó.

Con pasión, el aire afectado por tabaco y alcohol empujó la fiesta desde las 23:00 hasta pasadas las 00:30 horas. Entre plumas invisibles y literatura nata musical, se entonó “Como me voy a olvidar”. Brincos y cantos al firmamento retumbaron en el Foro Sol.

Gustavo “Cucho” Parisi y Jorge “Perro viejo” demostraron a cada momento las ideas, sueños y miedos que forman el festival Vive Latino. “Somos” y con nutridas ovaciones se siguió el tema “Piratas”. Todo se quedó en voces afónicas, bromas y conversaciones musicales grandes, Auténticos.

13054759_10208327782248506_1825840136_oSi las calaveras y fantasmas lograran levantarse, en ningún momento dudarían asistir a un Vive Latino, y menos si asisten bandas como Los Auténticos decadentes, ya que aseguran pasarla en grande, solo un “Pendeviejo” se atrevería a no ir a un Vive. ¿Entonces para qué Vive?

Las canciones se interpretaron gratamente y esos fragmentos permitieron olvidar las heridas y permitir dejarnos vivir a nosotros mismos. Los Auténticos Decadentes aún son La cura de la tristeza.13062745_10208327769208180_2022383149_o (2)

En un paquete de ilusiones e infinito agradecimiento, se entonaron “La marca de la gorra”, “Prefiero”, “Viviré”, “Auténtica”, “Sin pedir nada” y “Besándote”, ¿qué más se puede esperar de un público conocedor que en toda canción cantó y se desvivió como nunca? Vivir y reír.

Los nahuales del Vive Latino se empezaban a aglomerar más y más para volverse parte del infinito y desfragmentarse en una explosión musical que creció con cada canto de paz y alegría: un nuevo Big Bang. Parte de la reencarnación para las almas.

13064038_10208327737127378_1826109375_oDe los temas más prendidos fueron sus clásicos “El murguero”, “Un osito de peluche de Taiwán”, “El pájaro vio el cielo y se voló”, “Loco” y “Sigue tu Camino”. Se logró desprender aquello que llamamos “realidad” y de ahí partir al mundo gloso que nos lleva la mente.

Sí, se disfrutó, gozó y hasta se tatuó la imagen ideal para un Vive Latino. Un capítulo más para la historia del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino, con aplausos, chiflidos y los recuerdos. Somos Vive, somos música, somos los piratas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s