CONTRACCIONES: UNA METÁFORA CRUDA SOBRE LA OPRESIÓN LABORAL

Por: José M. Viniegra/Fotografías: Martha Vargas (Acid Diamond)

Se estrena la obra teatral titulada: Contracciones. El Granero, Centro Cultural del Bosque, se complace en presentar esta obra maestra. Contracciones logra ovaciones duraderas, elogios y emociones interactivas con el público.

DSC_5816Por qué decir que es una obra maestra es sencillamente explicado así: hay obras que resultan cómicas; otras introspectivas y fuertes; unas más, pasaderas. Ésta reúne características que la hacen harto especial. Contracciones es emotiva, visceral, por momentos cómica; pero en su clímax es reflexiva, retadora y -podría decir- rebelde.

Un aire de formalidad cernió el escenario durante la obra, con una perfecta evocación de las figuras propias del campo laboral de cualquiera de nosotros. Que la trama incluya un trabajo administrativo y de ventas propio de oficinas no demerita que el público se identifique con su propio ambiente laboral, sea un laboratorio, una escuela, etc. No hablamos aquí del ambiente ameno, de los compañeros amigables y las remuneraciones decentes; hagámoslo refiriéndonos a aquellos sistemas controladores que se quieren gestar imperceptibles a las leyes y a los derechos humanos, de micro-sociedades que resultan opresivas, explotadoras, degeneradas y perversas con sus empleados.DSC_5857

La trama asienta la relación patrón-empleado. No agrede de ninguna manera al trabajo honesto y decente, sino que expone de una manera figurada y metafórica los extremos de esa relación que se da por parte de ciertos estratos humano-administrativos que basan su economía en mano de obra sobreexplotada y que ejercen (o serían felices de poder ejercer) sin ninguna represalia, escudados con el estandarte del progreso y la “ética”. Un ambiente donde no se ve al trabajador sino como un bloque sólido e inerte, puesto ahí por y para voluntad de la empresa, del empresario, del explotador que le pondrá al límite con las peticiones constantes de abandonar su vida personal, con el asedio e irrupción en su vida personal, en sus comunicaciones, en su manejo del tiempo, en sus relaciones interpersonales, en la afinidad que decide cada quien DSC_6089asumir hacia otra persona, en la maternidad misma y hasta decidiendo si nuestros hijos viven o también son un riesgo laboral que debe ser juzgado y castigado con descarada severidad en pro de la producción y el crecimiento de la empresa, nunca del esclavo que será despedido de oponerse a ese sistema inhumano. Algo similar a 1984 de Orwell.

Aunque los planteamientos de la obra superan –sólo un poco- la realidad, es muy cierto que podemos percibir ambas partes de un ciclo vicioso en el que suele caer la sociedad de hoy día y segura y mayormente los tiempos de nuestros padres y abuelos: por un lado, está el tirano que abusa al extremo y que viola sin pudor la privacidad de sus empleados y su autodeterminismo para su beneficio, absolutista y egoísta; por el otro, está el empleado sometido, arruinado, esclavizado y temeroso (impotente por falta de consciencia) a ser corrido y “no tener” otras maneras de ganarse la vida. Considero que cada espectador debe entrever estas líneas que exageran metafóricamente la opresión que se vive a veces en los trabajos –y otros rubros- y alDSC_5946 que nos sometemos por ignorancia, por miedos inculcados, etc. La última decisión sobre el contenido de la obra queda en ti y en tu capacidad de observación.

Las actrices, Aída López y Carmen Mastache no repararon en transmitir con crudeza e irreverencia absoluta las emociones que la obra tiene por fin verter en el espectador. La dirección ha sido excelente, fuerte, vívida y llenó el foro Xavier Rojas (El Granero) de expresiones guturales y -al final- de ovaciones que no querían terminar.

La obra se ha presentado, en estreno los días 28 y 29 de septiembre y te espera este 5 de octubre a las 19:00 hrs. Inculquemos la puntualidad: procura llegar temprano. El teatro-foro está en Campo Marte, atrás del Auditorio Nacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.