EL REGRESO DE GUILLERMO DEL TORO: TITANES DEL PACÍFICO

Por: Laura Mónica Rodríguez

TIT4Al hablar sobre la nueva película de Guillermo del Toro, “Pacific Rim” todo mundo parece tomar el camino obvio: Los batallas épicas de los robots contra los monstruos tipo Godzilla, las similitudes con Evangelion, el derroche de tecnología y los maravillosos efectos especiales… Y hay quien hasta lo compara con un capítulo de los power rangers o una versión mejorada de los transformers, y dejan de lado todos los detalles, grandes y pequeños, que son los que justamente la hacen más que una simple película de acción.

Con un guión de Travis Beacham (con quien ya se trabaja en la segunda parte), Del Toro retoma una de sus pasiones de la infancia, que son los monstruos, y la cultura popular japonesa, presente en cada momento. Quizá de ahí vienen las similitudes con Neo Genesis Evangelion (la serie que revolucionó los 90’s), ya que Guillermo creció influenciado por el boom del anime japonés en nuestro país, animes que comparten la misma base, filosofía, raíces y principios aunque sean diferentes historias.TIT3

Los personajes de Pacific Rim no están sometidos a tanta presión (si no contamos la responsabilidad de salvar al mundo como presión) ni se encuentran tan atormentados como los de Evangelion (que lidian también con el hecho de ser adolescentes), pero también luchan contra sus propios demonios y son perseguidos por sus recuerdos y las decisiones tomadas a lo largo de sus vidas.

Curiosamente, Hideaki Anno, director de Evangelion, fue criticado en su momento por utilizar elementos de otros animes en la creación de la serie a lo que contestó airadamente: “Ya no hay espacio para la originalidad absoluta en el ámbito del anime, especialmente teniendo en cuenta que nuestra generación creció bajo cantidades masivas de anime. Todas las historias traen consigo una inevitable sensación de déjà vu. La única manera de expresión abierta para nosotros es un collage de obras ya existentes. La gente que hace anime y la gente que lo ve quieren ver las mismas cosas. Los creadores han estado haciendo la misma historia durante 10 años, los espectadores parecen estar satisfechos y no hay sentido de urgencia. No hay futuro en eso.”

TIT2“Siempre estuve seguro de que había vida en otros mundos, por ello miraba constantemente a las estrellas… Pero nunca imaginamos que mirábamos en la dirección incorrecta”… Es la frase con que abre la película en voz de su protagonista Raleigh Becket, interpretado por el actor inglés Charlie Hunnam. Con ella, hace alusión al origen y lugar de donde atacan los enemigos de la humanidad: Inmensos extraterrestres de nombre clave “kaiju” (bestia extraña en el idioma japonés) que salen de un abismo que se abrió en el fondo del océano pacífico entre su dimensión y la nuestra permitiéndoles así, atacar al ser humano. Para contrarrestar estos ataques, una unidad militar especializada en donde se unen todos los países, (dándonos esta romántica y esperanzadora idea de que, ante el apocalipsis inminente, la humanidad es capaz de dejar sus rencillas atrás y unirse como una sola) crea los “jaegers”, robots de conexión neuronal que resultan ser la mejor defensa. Por supuesto, aún más malos que los monstruos, son los políticos, quienes sobreponiendo los intereses financieros y en un derroche de poder, optan un par de años después por “el muro” que representa esta cerrazón de algunos dirigentes sobre el espíritu humano y por supuesto, están condenados a un inminente fracaso. La humanidad responde por la humanidad. Dejando de lado lo militar, lo político y el poder.TIT

Pero hablábamos de los detalles. No sólo se necesita conectarse neuronalmente con esta creación, sino que tienen que ser dos pilotos conectados neuronalmente entre sí los que logren manejarlo. Para ello, no puede ser cualquier par de personas, tienen que ser afines, por lo que hermanos y parejas románticas son la primera opción, saliendo con ello del estándar de este tipo de películas, del “american soldier” típico. Esto da lugar a los conflictos personales de cada uno de los personajes ya que sus mentes quedan unidas, compartiendo tanto recuerdos felices como dolorosos y en el momento de la pelea, hasta los sentimientos de angustia, odio, miedo… lo que nos permite explorar también las facetas del amor filial, el amor de pareja, el amor condicionado y el amor incondicional; todo ello se logra sin necesidad de llegar a un sólo beso ni el sexo y aún así hacernos suspirar y hasta sentir que se humedecen los ojos. Sí, hay melodrama, pero de manera muy fina, nada al estilo de reality show. Se hace presente también ese misterioso líquido que emula al líquido amniótico como si cada pelea fuera un renacimiento; pero no inunda la cabina como en Evangelion, en esta ocasión se encuentra dentro del casco de los pilotos.

TIT5Igualmente, a lo largo de la película, vemos una velada crítica a la dependencia que el ser humano tiene a la tecnología, donde ha pasado de ser un instrumento para ayudarnos a convertirse en nuestro punto débil, ya que, cuando todos los sistemas fallan, nos encontramos completamente indefensos. Y es ahí, donde lo análogo,  lo que hemos despreciado por obsoleto, de la mano del anti-héroe gringo resurgido de sus cenizas, viene a salvarnos.

Hay momentos inspiradores, de esos que unos aman y otros odian, como el discurso de Stacker Petencost (interpretado por el actor británico Idris Elba) previo a la batalla final, (clásico en las películas de acción), pero aún así no llega al grado meloso y patriótico al que nos tienen acostumbrados. Por otro lado, la heroína, aunque aparentemente frágil, no es el estereotipo de la damisela en apuros que hay que defender, es perfectamente capaz de defenderse sola y aun más, de causar daño si así lo decide. El poder de la mente queda al descubierto.

Un detalle aparte, es el cameo de Ron Perlman, interpretando al personaje de Hannibal Chau, un desvergonzado traficante que interactúa con los singulares científicos (una mezcla entre nerd, geek, snob y algo sociópatas) que analizan a los kaiju para entender mejor su anatomía así como encontrar nuevas formas de vencerlos. Chau hace vivir al espectador los momentos más cómicos del filme.

La música, creada especialmente para la película y liderada por el tema Apocalypse (interpretada por RZA) es un marco perfecto para cada una de las escenas, que dicho sea de paso, se disfrutan mejor en 3D, ya que no es exagerado ni innecesario como sucede en otros filmes, cada instante 3D está perfectamente justificado. Entendemos entonces porque Del Toro se tomó el doble del tiempo para cuadrar cada detalle en esta versión.titanes4.jpg

Al final se cimentan las bases para la o las secuelas. No es difícil imaginar también la oleada de juguetes, videojuegos y demás “merchandise” que vendrá tras el estreno, programado para más de 20,000 salas. La película cierra con la dedicatoria a los creadores de monstruos Ray Harryhousen e Ishiro Honda (creador de Godzila). Recomendación: No se levanten de su asiento una vez que salgan los primeros créditos. Esperen un poco. Valdrá la pena.

Es por ello, que podemos concluir que, si abren su mente y dejan atrás las comparaciones, Pacific Rim (titanes del Pacífico) es una película que no los decepcionará y saldrán sintiéndose capaces de luchar contra el kaiju más peligroso.

Pacific Rim se estrena el 12 de julio del 2013 en toda la República Mexicana.

Una respuesta a “EL REGRESO DE GUILLERMO DEL TORO: TITANES DEL PACÍFICO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.