LA HUÉRFANA: EL ORIGEN, más de lo mismo

Por: Enrique Guerrero.

Es una película que buscaba encontrar un ángulo distinto a la antecesora pero al final aunque es un intento que pudo ser positivo, termina siendo la misma fórmula que la primera película.

Llega a las salas de cine La Huerfana: El Origen, que narra la historia de Leena Klammer, quien escapa de un hospital psiquiátrico para después poder hacerse pasar por la hija desaparecida de una familia adinerada con el propósito de robarles, pero las cosas se enredaran más de lo que esperaba.

Para aquellos que siguen esta saga, saben que el mayor atractivo de la primera entrega es el giro al final de la historia, cuando se revela quién es realmente la huérfana, entonces, ¿Qué podía ofrecer una nueva entrega? Incluso siendo una precuela, fue justamente el saber quién es esta persona y ver al resto de los personajes cerca de ella.

Para ser sinceros, el intento de crear más tensión, llevarlo hacía el thriller y el suspenso, respecto a que el espectador sabe lo que ocurre, es lo que decía Hitchcock, con la diferencia entre la sorpresa y el suspenso, siendo la primera entrega Sorpresa y en esta ocasión Suspenso, sin embargo, no fue para nada exitoso ese tratamiento.

La cinta acaba siendo el mismo planteamiento, pero con giros de trama que sinceramente no sorprende, solo vuelve a la película más inverosímil y echa a perder el intento de generar suspenso. 

Regularmente en películas de esta naturaleza, se ignoran ciertas licencias de guion o pasas por alto algunas incongruencias de la trama, con la intención de no perder verosimilitud, pero en esta cinta son demasiadas y tan marcadas que es imposible pasarlas por alto, eso saca por completo al espectador.

Aunque es verdad que Isabelle Fuhrman, se ha ganado a los amantes del género con su interpretación, aquí no logra gran cosa, y se vuelve un tanto desangelada su participación, además ya se ha perdido un poco la característica del personaje de parecer niño, y ahora solo es una persona de estatura baja con colitas y no un adulto que parece niño.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.