“El trabajo de mis sueños”, una cinta para jóvenes espíritus creativos

Por: Enrique Guerrero

Con una historia ligera y grandes actuaciones, “El trabajo de mis sueños” es una película que conmoverá a aquellos jóvenes espíritus creativos, y por supuesto a los lectores de J.D. Salinger

Basada en un libro autobiográfico de Johanna Rakoff, ambientada en 1995, “El trabajo de mis sueños” cuenta la historia de una joven, Johanna, cuyas aspiraciones a ser escritora la llevan a vivir a Nueva York y trabajar en una agencia literaria, cuyo cliente más importante es el escritor J.D. Salinger. Con esto, Johanna se adentrará en el mundo del escritor, mientras vive ella sus propias vicisitudes personales y en la agencia, dónde entablará una particular amistad con su jefa, Margaret

Al principio la historia podría parecer a “El diablo viste a la moda” si la hubiera escrito Woody Allen, pero en realidad toma otros conceptos como, la lealtad, tanto hacía el proyecto en el que la protagonista se encuentra, hasta con ella misma. Habla del crecimiento, pero particularmente de la madurez, en contraste entre ella y otros personajes.

La historia es sencilla, pero bien contada, los personajes son bastante interesantes, el personaje de Margaret Qualley es fácilmente propenso a que cualquiera se identifique con ella, ya sea por la edad, por su situación laboral, su vida sentimental, o sus aspiraciones creativas, o todas las anteriores. Son el tipo de personajes que pasan desapercibidos pero llegarían a marcar a más de uno.

Así mismo, está contada la historia para que, obviamente, los personajes tengan ciertas similitudes o el espíritu de aquellos creados por J. D. Salinger, en una especie de meta referencia, dónde en Johanna se puede ver un poco de Franny Glass o Holden Caulfield, y eso para quienes sean seguidores del escritor les parecerá fascinante cuanto menos.

Hay algunas decisiones narrativas del director que son verdaderamente pretenciosas, pero tampoco es algo que haga ruido al producto final, y se observa un realizador con una visión particular que crea un poco de atmosfera para que la historia tenga más esencia y no quede un tanto plana ni tan dramática. 

Finalmente, las actuaciones las dos protagonistas están excelentes, hay una química y una complicidad entre ambas, y es toda una proeza actoral dado que, pese lo anterior dicho, aun se siente esa tensión y esa distancia entre un jefe y su empleado. Definitivamente es altamente recomendable ir a verla,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .