PARASITE, UNA ORIGINAL HISTORIA QUE SOLO ES EL PRETEXTO PARA HABLAR SOBRE LAS CLASES SOCIALES COREANAS

Por: Enrique Guerrero

La aclamada cinta coreana “Parasite” aprovecha para retratar las diferencias de clases en el país asiático, por medio de una cómica pero muy bien escrita historia 

La película narra la historia de una familia en el desempleo, pero su suerte cambia cuando el hijo mayor comienza a dar clases particulares a la hija mayor de una familia adinerada, eso dará apertura a una extraña relación e intromisión entre las dos familias.

“Parasite” es de esas tramas en las que, o te sale una obra maestra o te sale una ridiculez, por fortuna para todos, fue la primera. Una divertida historia de engaños, que sobre todo aporta mucho, mucho másque entretenimiento.

En primer lugar, está la casualidad que últimamente llega cine oriental que retrata las clases bajas urbanas, como por ejemplo la japonesa “Shoplifters”; desmitificando y humanizando, en el caso de “Parasite” a la Corea del Sur colorida y moderna, dejando de lado esa concepción como si todo el país fuera un eterno video de K-Pop.

La cinta muestra una clara división de clases y como, aunque vivan en el mismo sitio, su cosmogonía es otra totalmente distinta: se nota casi al final, lo que para las clases altas un acontecimiento solo quedó en una anécdota curiosa, para la baja fue una tragedia completa. 

Pero lo mas importante de este antagonismo, es que no es del rico malo y el pobre bueno, existen matices en todo sentido, algo que hace más valiosa a la cinta. Los dos sufren, los dos llegan a ser despreciables, pero ignoran el sentir del otro.

Justificable toda la buena recepción que ha tenido el filme, las nominaciones que tiene (y tendrá) son merecidas: desde el guion, cuando piensas que no puede ser mas enredosa la situación, hace un giro, y la historia nunca tiene un descanso, siempre ocurre algo, y la dirección de Bong Joon-ho también es un elemento que destaca, el emplazamiento de las cámaras es notable y narrativamente aporta mucho.

Además los personajes no se pasan de densos y profundos, todos están debidamente limitados, no hay sobre lecturas, ni paja para hacerlos ver “más interesantes”, son lo que son y funcionan de maravilla. 

Como toda buena cinta de un país lejano, muestra costumbres o visiones que para ellos es normal, pero para nosotros son verdaderamente sorprendentes. “Parasite” no tiene desperdicio alguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .