#MeToo

Por: José M. Viniegra

¿#MeToo de Escritores, Cineastas, Académicos, Periodistas, Actores de Teatro, Genios de la Música, Creativos?

me-too-en-mexicoMi primera impresión, al ver esta específica lista, es que hay un intento por socavar al arte. Escritores, cineastas, músicos, creativos, actores de teatro, periodistas.

¿De dónde viene la idea de “balconear” este rubro, en coincidencia con el poco apoyo que hay en estos menesteres e ideas de algunos burócratas por decir que “el arte no es útil”? Me refiero a que hay que tener cuidado con lo que hacemos.

Cada quién tiene un punto de vista. Yo respeto el de los demás; pero sobre todo, y si bien puedo confiar en mi capacidad de observación, confío en la capacidad de cualquier otro para observar y, en este caso, notar que las cuentas aluden todas ellas a artistas. A fin de cuentas: violadores y agresores los hay en cada oficio y en cada profesión. Y sabemos, bastante bien, que agresores los hay en el ser humano sin importar géneros.

Está muy bien denunciar y tomar valor para hacerlo, pues el criminal o el verdadero antisocial (no sólo quien prefiera mantenerse en silencio y apartado, sino el verdadero) abusa de la falta de procesos legales y judiciales; pero señalar a los artistas como principal target, es un acto más bien, en sí mismo, sospechoso.30

Han pasado semanas de la muerte (por suicidio) de Armando Vega Gil, bajista de Botellita de Jerez, escritor y músico.

“La denuncia que se hace en # MeTooMusicosMexicanos es anónima”, dijo él.

“Quien nada debe, nada teme”, dicen nuestras abuelitas y nuestras mamás.

“¿Para qué anónima y pública?”, diría yo.

el-hombre-mediocreRecomendando, como en otras ocasiones, en mis notas, leer El Hombre Mediocre, de Jorge Ingenieros, y hacerlo a consciencia para entender por qué a veces las luchas o movimientos se deterioran desde adentro. Hay que entender lo que estamos permitiendo que causen personas malintencionadas que sólo han aprovechado un movimiento legítimo para inmiscuirse y degradarlo por dentro, viendo como hay quien es capaz de generar estragos como el que le causaron a la familia y a la persona de Vega Gil.

Tachar a cualquier persona, hombre o mujer, de algo, sin pruebas, puede tomarse como un acto o intento de difamación. Darle un trato clasista o denigrante a un hombre o a una mujer por causa de su género, hoy en día es discriminación. Presionar a alguien constantemente puede también ser considerado maltrato psicológico.

Ambos géneros han vivido violencia, chantaje, manipulación, etc. La violencia es violencia; la difamación es difamación; el maltrato psicológico es maltrato psicológico; la discriminación es discriminación.plan-igualdad

Ambos géneros merecen respeto y ambos géneros son susceptibles de ser víctimas. Deberíamos evitar acrecentar las diferencias entre ambos sexos en vez de unirnos y darnos el respeto y la vida justa que ambos merecen.

Vayamos cambiando el sexismo y el clasismo, vayamos reconociendo a quienes se filtran a lo social, a lo cultural, lo artístico, lo educativo, con el fin de degradarlo desde adentro para perseguir sus propios fines o fines antisociales, que no es sino generar odio y diferencias en vez de erradicarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.