EL ÁRBOL DEL ABUELO LLEGA A LA PANTALLA GRANDE

Por: José M. Viniegra

JwcrTLsA00PLJ0M-182x272La historia en esta película parece inverosímil cuando nos fijamos, en una primera instancia, en el trailer. Pareciera, inclusive al comenzar a verla, ser de un carácter narrativo cercano al de un cuento. La música que por momentos acompaña al filme, por ejemplo, lo recalcaría. De no ser porque pronto se vierten situaciones contemporáneas, realistas y crudas como las que –¡Oh, Sí!- nos acompañan en ésta y no en otra vida. Problemas de parentesco, problemas entre hijos y padres, falta de información sobre nuestro pasado, etc.

Ciertamente, no sería una película taquillera; dicho de otro modo, no es ciencia ficción, no es fantasía, y no es acción. Es más bien narrativa y carga consigo con un armado paulatino pero certero sobre la trama que trata: un abuelo, cuya nieta adora, quien se ha quedado divagando en el pasado y no vuelve a sus cabales. Pronto morirá, a menos, claro, que la nieta le recupere un árbol que el señor ama por sobre todo y con aparentes pocas razones.1X7ZGej

Como puedes ver, amigo cinéfilo, no es una trama necesariamente espléndida. Los actores, españoles (Anna Castillo –Alma-, Javier Gutiérrez Álvarez –Alcachofa-, Pep Ambròs –Rafa- y Manuel Cucala –Ramón-), se muestran acertadamente despreocupados en el filme, muy confiados del papel (entendiendo esto como positivo, absolutamente) y sentidos realmente durante la trama. Resulta, por tanto, olivo1convincente; pese que, al inicio, la idea de ir hasta el otro lado del país e ingresar a otro, con tal de recuperar un árbol de olivo de la infancia pareciera nada serio como propuesta, es bueno.

Conforme la trama se desarrolla, entendemos que el asunto era posible. Absurdo, sí, pero desde su propio ámbito del absurdum humano que todos llevamos adentro y que, contrario a lo fatal que se escucha, es más bien, en más de una ocasión, lo que nos lleva a romper nuestra área de confort y nos hace llegar a fronteras nunca antes exploradas. De eso, más bien, va la película.

La lucha por recuperar del lobby de un edificio corporativo un árbol es fantástica porque es407172 poco realista; pero no es imposible. Eso, justo eso, es lo que la vuelve una película equilibrada y, de hecho, dentro de los márgenes de lo más real y contemporáneo como el uso de las redes sociales para jalar la atención de quien apoye nuestras causas.

Rescato bien las actuaciones, la credibilidad de la cinta y, como siempre, la parte moral o emocional que enmarque (¡Vamos! La pasamos viendo cine para descubrir nuevas emociones y tenemos desde que nacemos un número olivo-pelicula--575x323limitado de ellas, aunque en una gama infinita de posibilidades -ya experimentadas en algún momento): el hecho de que una persona, salga de donde salga, sea quien sea, con o sin nombre o renombre, busque antes que nada en su propio ser un objetivo que seguir, puede mover a los demás, porque inspira. Y eso, considero, necesita la sociedad actual: gente que nos inspire, no gente que nos orille a continuar como robots del sistema. Y este, es cine que inspira; así que vayan y disfrútenla, porque es buena película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s