GRAN ESTRUENDO, MAGNA FIESTA: HOCICO, FRONT LINE ASSEMBLY Y DECODED FEEDBACK

Por: José M. Viniegra/Fotografías: Luis Garibay

FotorCreatedQué se puede decir cuando hay que vivir algo para hablar de ello. Qué, cuando es mejor estar presente que evocarlo.

Así se vivió el gran concierto que se llevó a cabo el viernes 6 de noviembre en el Plaza Condesa en presencia de Hocico, gran banda de Industrial, EBM y Aggrotech de México; Decode Feedback, banda canadiense de tintes gótico-industriales y la leyenda de Front Line Assembly, pioneros en el mundo del Industrial y la Música Electrónica.

El Condesa parecía estar vacío al inicio; preocupante idea de vacuidad. Acaso estaba a una tercera parte de su aforo o menos cuando faltaban sólo tres cuartos de hora para el momento fijado como inicio del evento. A pocos minutos de empezar todo, aún se notaban los espacios entre los asistente. Fue entonces que comenzó la noche, la vibra.DF (2)

En cuanto las luces se apagaron, los silbidos y los gritos inundaron el espacio. La fascinación estaba esperando a ser expulsada como demonio de su cuerpo poseso. El Plaza Condesa estaba lleno y a reventar. Sin más, Yone Dudas tomó su sintetizador y dio inicio, sin preámbulos, a los ritmos fuertes y bien amalgamados del teclado. Entonces entró en la voz áspera, grave y bien modulada de Marco Biagiotti. Ella, con un vestido negro de corte industrial, largo y algo ceñido, y una blusa que permitía contemplar su belleza. Él, en todo el mood del tipo rudo, pero disfrutando su momento también. El sonido, rítmico y moviendo masas; pero suave a la vez, ligero (y aseguro que sabíamos quién iba a tocar también), como guardando nuestra adrenalina un poco, sólo un poco.

HOCICO (1)Después, a la hora, se escuchó el sonido de fondo, inconfundible del “sinte” que usa Racso Agroyam (Oscar) en la música característica de Hocico. Entonces el público enloqueció (lo hicimos todos). El poder se dejó sentir en la gran sala de conciertos que es el Plaza, por su genial acústica y espacio, y salió avante Erk Aicrag (Erik) con toda su furia al escenario, a generar una vibra potente y desgarrada, saludando a “La Gran Tenochtitlán”, mientras el público respondió al unísono; se armó el slam, se cimbró el suelo que pisamos, se alzaron brazos, se sintió la aspereza característica de la música de Racso y el trato absolutamente irreverente –y chingón- de Erk. Todos sudamos furia por los poros.

Luego de unos minutos, al fin, el emblema y sello de oro de la noche: Fron Line Assembly, bandaFLA (1) pionera del Industrial, el EBM y el electro que se dejó sentir con el sonido envolvente, grave y lúgubre que por naturaleza lo caracteriza, así como con las melodías más mecanizadas, más experimentadas y legendarias. Y sí, ha sido el comentario tras el concierto, entre conocedores -¡qué pasa con la banda que fue al concierto, que no corearon a F.L.A Señores!-.

Front Line Assembly es a la vez, por parte de su vocalista, creador de la también legendaria Skinny Puppy, llevando una carrera bien armada y sostenida por ya tres décadas, con proyectos alternos, y estar por vez primera en México es asunto de culto y de hacer las reverencias merecidas.

Si fuiste a este concierto sabes bien cómo se vivió, cómo se sintió el suelo del Condesa vibrar, cómo más de quince metros cuadrados fueron puro slam y baile, pese a lo apretado del sitio. Si no fuiste, has perdido una de las mejores ocasiones de electro en México. Esperemos, como dijo Hocico, al siguiente año estar en su presentación de nuevo material discográfico. Esperemos también un mejor recibimiento para su majestad, Front Line, y haber plasmado una impresión harto positiva en Decoded Feedback.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.