Caminando con las botas negras

Por: Diana Sanz 

La música siempre se ha caracterizado por no tener fronteras, así lo demuestra una de las bandas multiculturales más queridas en México y gran parte de Latinoamérica. 

David y Claudio Pérez Quezada, un par de inquietos hermanos chilenos recién desempacados en Los Ángeles, California deciden formar una banda. Poco a poco se iría completando con amigos de México (Tito Sánchez, guitarrista), Argentina (Ronnie Buder, batería) y Estados Unidos (Julián Salas, bajista). 

Para 1994 nacía formalmente RADIO KAOS, nombre que fue tomado en honor al segundo disco de estudio del multifacético Roger Waters. 

Tocando puertas tras muchos ensayos, deciden inscribirse en un concurso de rock en español, ganado el primer lugar y llamando la atención de la escena rockera angelina. Es así que después de meses de arduo trabajo, logran firmar con la disquera EMI Capitol, asentada en la Ciudad de México y con quien grabarían un solo disco. El que marcaría toda su carrera. 

En 1995, graban Botas Negras -un disco ya atemporal-. Trabajo que sin lugar a dudas, es uno de los más importantes dentro de la escena rock en español. Fue muy bien aceptado por la crítica especializada y los medios de comunicación, llegando a los primeros lugares de las listas de popularidad de ese entonces. 

Botas Negras, nació en gran parte por las circunstancias sociales que vivía Chile: el régimen dictatorial de Augusto Pinochet, pero también, para darle otro sentido: el que con ellas puedes caminar hacia la libertad, la hermandad, el amor y la paz. 

El disco cuenta con once tracks, abriendo con Ritual, tema que puede tomarse como la importancia de ser tu mismo y trabajar con tus demonios. Uno de los sencillos más famosos de la banda, al igual que Botas Negras

Esta canción se construyó en base a las experiencias vividas de Claudio Pérez durante la dictadura y de Carlos, su compañero de apartamento en Los Ángeles; veterano que vio morir a sus compañeros durante la guerra de las Malvinas (Abril-Junio.1982). Tema atemporal que ha sido tomado como un himno generacional en toda Latinoamérica. 

Abril y Nuestros Momentos ofrecen amor, complemento y complicidad, entre dos personas. Dónde estás y Madre es de igual forma un grito de unión y oda al amor filial, ese que nunca se siente igual por otra persona.

Podría también tomarse como un homenaje a todas esas personas que perdieron a seres queridos durante el régimen. Los cimientos de este gran edificio son la batería. La estructura se conforma de guitarras contundentes y se remata con el arquitecto que lleva una voz ronca, fuerte, pero a la vez cálida.

Portada sencilla: fondo blanco con un niño al centro que lleva pantaloncillos a cuadros, botas negras que sobresalen por quedarle grandes, y aparentemente una piedra en la mano. Imagen que puede representar el hastío a las fuerzas del orden, a la injusticia, a la orfandad pero también a la valentía y esperanza -un poco nos hace recordar la portada del maxi single de Pearl Jam: Jeremy-. La contraportada muestra a la joven banda. 

Disco que nos lleva por un viaje de rock, grunge y ciertos tintes de pop. Donde podemos notar ciertos guiños a Stone Temple Pilots, Red Hot Chili Peppers, Incubus y notablemente Pearl Jam. Indispensable tenerlo en tu biblioteca musical. Altamente recomendable. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .