40 aniversario del estreno de “Mad Max” en México.

Por: Saúl Montoro

FELIZ 40 ANIVERSARIO MAX

UN DÍA COMO HOY pero de 1980 se estrena en México la película MAD MAX (1979) de George Miller.

Miller entra al partenón de grandes directores a nivel mundial gracias a esta película de bajo presupuesto filmada en su natal Australia teniendo a un recién llegado Mel Gibson en el protagónico que da nombre a la película. Con una narrativa que nos recuerda a las películas del artesano Sam Peckinpah, Miller desarrolla una historia de violencia pura hasta en los momentos de aparente falta de acción; los personajes tienen una facilidad por la solución que raya entre lo legal y lo ilegal amparados en un código de lealtades (con la ley o con sus compañeros en crimen) que deja a un lado los sistemas políticamente correctos de justicia.

Temas como venganza personal (muy del género western), cruzadas por la justicia y conflictos del ser humano contra lo establecido son acompañados por espectaculares autos en secuencias de persecución impactantes que aún ahora resultan emocionantes para las nuevas generaciones que ven esta película por primera vez. Esto significa que la violencia se transforma en una forma e ética que en la medida que la película avanza se descubre como el principio básico de supervivencia en un mundo donde los más aptos avanzan en este nuevo orden evolutivo hacía la supremacía del poder unilateral de la tribu post-moderna en una civilización de culto a las máquinas como instrumentos de poder siendo el auto la marca del más fuerte y con posibilidades de seguir (literalmente) avanzando.

Y justamente para la continuación, Miller entra al género ochentero del cyberpunk para trasladar el mundo de Max a situaciones más apegadas a lo apocalíptico en sociedades en retroceso que magnifican a las máquinas y los combustibles fósiles. Como sea, MAD MAX resulta una de las películas más importantes de la época y un ejemplo narrativo de cine de acción y violencia donde siempre habrá, muy al final de un largo y sangriento túnel, una pequeña luz de esperanza para los que, como Max, conservan restos de lo que fue una humanidad empática y con un dejo de justicia para eliminar el mal en cualquier forma que este se presente. Ese es el verdadero mensaje de Miller y su MAD MAX que a sus 40 años de estreno en México, se conserva fresca y de una actualidad asombrosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .