EKHYMOSIS: LO INSOSPECHADO DE JUANES

Por: Diana Sánchez

02

Pensar en Juanes, evoca a un rock pop comercial. Pero muchos no conocen su  etapa “oscura”: su incursión en el heavy metal.

No todo en la vida de Juan Esteban Aristizábal, es A dios le pido, La camisa negra, Mala gente o Me enamora, pues en sus inicios como músico pisó el terreno del metal, de ese que gusta a muchos y desagrada a pocos.

Comenzó su carrera de forma fortuita y gracias a su guitarra descompuesta, conociendo a otro músico de nombre Andy García (y no, no es el actor de películas mexicanas, ni tampoco el de Hollywood) quien se la reparo. De ahí decidieron tocar juntos y tener un proyecto musical con más integrantes. Así forman Ekhymosis, que significa el moretón que sale en la piel después de un golpe. Un nombre sin duda distinto y particular. Así Juan Esteban a la voz y guitarra, Andy García al bajo, José Uribe a la guitarra y Esteban Mora a la batería, tendrían al mes de su formación su primer concierto a finales de los años noventa.Ekhymosis-NinoGigante

Después de un demo y dos EP´s, en 1993 graban su primer álbum de estudio: Niño Gigante, bajo la producción de Federico López y la discográfica Codiscos. Conteniendo 10 tracks, el sonido no solo son las guitarras, bajo y batería, sino que incluye piano, algo que no era muy común en este tipo de proyectos; una apuesta que hizo Juan Esteban para algunas canciones. La cual le resultó, al darle al disco un tono distinto.

Dicho instrumento lo podemos escuchar en gran parte como base de Solo. Acompañando a una letra que denota un llamado de ayuda, se complementa con la guitarra, batería y la voz de un chico de 21 años. Una canción que se convertiría en una de las más representativas del grupo.

Ekhymosis3Niño Gigante es el primer track. Una buena dosis de guitarras nos dan la bienvenida, para dar paso a lo que bien puede tomarse como una despedida de la niñez a la vida adulta, o una despedida definitiva de la vida por algún acontecimiento. Un segundo de paz, es una reflexión y un llamado a vivir la vida sin problemas, con conciencia.

Un disco en lo general, de protesta hacia las circunstancias sociales que acaecían en la mayor parte de Colombia en aquellos años, y a los estados de ánimo juveniles. Un disco que bien puede ser atemporal y sin fronteras.

No esperes letras profundas, pero sí de potencia. Recomendable si tus oídos son fuertes para soportar los “guitarrazos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.